Sobreviven cerca de 9 mil establecimientos

“Mueren” 4 mil gyms por Covid; recuperación lenta, prevén

Oriol Cortés, vicepresidente de la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes, explicó que por la pandemia perdieron 10 mil mdp; utilizar zona de entrenamiento cardiovascular, única clave para reactivar a la industria

GIMNASIOS
Gimnasio de la Ciudad de México.Foto: Archivo.
Por:
  • Ana Martínez

De los 12 mil 871 gimnasios y clubes que había en México previo a la pandemia de Covid-19, tuvieron que cerrar cuatro mil establecimientos tras el confinamiento que derivó de la crisis sanitaria. De éstos, mil 200 se ubicaban en el Valle de México, que entró a un segundo aislamiento en diciembre del año pasado.

El vicepresidente de la Asociación Mexicana de Gimnasios y Clubes (Amegyc), Oriol Cortés, estimó que en 2020 la industria fit en México perdió 40 por ciento de los ingresos que recibía antes de la pandemia; es decir, 10 mil millones de pesos, principalmente porque los establecimientos se redujeron a cerca de nueve mil gimnasios.

A casi un mes de que las autoridades del Valle de México les permitieran volver a operar, el también director de SmartFit en el país estimó que el sector de gimnasios recuperará los ingresos que registraron en el segundo trimestre de 2019 hasta junio de 2022.

“El panorama alentador era pensar que a finales de 2021 estaríamos con niveles previos al Covid-19, aunque esto significara que perderíamos dos años como industria; pero creo que retrasaremos este panorama, pues aunque no tengo duda que en el segundo semestre del año va a ser de crecimiento para el sector, vivimos una baja afluencia de clientes actualmente”, mencionó en entrevista con La Razón.

Gráfico

El confinamiento y el temor de los mexicanos de contagiarse de Covid-19 modificó sus costumbres para ejercitarse. De acuerdo con información del Módulo de Práctica Deportiva y Ejercicio Físico (Mopradef), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), la población mexicana que realiza alguna actividad física disminuyó al cierre del año pasado.

Entre las principales razones destaca la falta de tiempo, que pasó de 44.4 por ciento en 2019, a 46.6 por ciento en 2020; también influyó, aunque en menor medida, el cansancio por el trabajo que en el periodo referido bajó de 22.3 por ciento a 15.4 por ciento.

Cortés abundó en que en la Ciudad de México, que representa 35 por ciento de los ingresos que recibe la industria de gimnasios, la afluencia de visitantes ha sido limitada, porque no se les permite hacer entrenamiento cardiovascular y mucha gente ha decidido no volver al gimnasio.

En los lineamientos de medidas de protección a la salud que deberá cumplir el sector de gimnasios y centros deportivos para reanudar actividades para un regreso seguro, que emitió el Gobierno de la Ciudad de México, se destaca que el aforo máximo permitido en gimnasios y centros deportivos cerrados es de 30 por ciento.

Gráfico

Al interior, explicó, únicamente podrán realizarse actividades individuales que requieran el uso de pesas, así como equipos de peso libre e integrado. No se permiten las actividades cardiovasculares o aeróbicos al interior, por lo que es necesario señalar que las caminadoras, elípticas, bicicletas y demás equipo para dichos ejercicios, no se encuentran disponibles para su uso.

“En otros estados, la afluencia está entre 70 y 80 por ciento respecto a antes del Covid. Pero en la Ciudad de México, aunque hayamos reabierto, tenemos una afluencia restringida y como no existe la posibilidad de hacer entrenamiento cardiovascular, el que nos ayuda a adelgazar, mucha gente ha decidido no volver al gimnasio y creo que ésa es la principal razón por la que no repuntamos”, relató el vicepresidente de la Amegyc.

Por este motivo, dijo que la única forma que tienen para sobrevivir es que se les permita abrir la zona de cardio. Aseguró que mantienen mesas de trabajo con el Gobierno capitalino y entre sus principales peticiones es que les permitan utilizar los aparatos restringidos este mismo mes y así comenzar su verdadera reactivación.

Hacia adelante, Cortés apuesta porque los gimnasios se adapten a la nueva normalidad que dejó la pandemia de Covid-19. Entre los cambios más significativos, destacó, están que la gente ahora hace ejercicio en casa por medio de plataformas digitales. “No es un estado que vino de forma ocasional, sino que llegó para quedarse; sin embargo, en un gimnasio hay asesores y equipo, ésa es la ventaja”, concluyó.

  • El dato: En el Valle de México cerraron mil 200 gimnasios en 2020, 30% del total.