No te alcanza para los utiles

Continuará potencial de nevadas en Chihuahua y Coahuila
Por:

Por Karla Ponce

Aunque sólo faltan unas horas para el regreso a clases, la lista de útiles no se ha completado debido al impacto que ha ocasionado la crisis económica además de las extensas vacaciones escolares en los bolsillos de los padres de familia. ¿La solución? Sólo una: sumar una dosis de creatividad a tus habilidades manuales para reciclar todo lo que te permita completar la lista de útiles que tus hijos llevarán este año a la escuela.

¡Haz cuentas! Estrenar uniforme y zapatos además de cuadernos, colores, plumas, lápices e incluso mochila es un factor que duplica el costo que implica iniciar un nuevo año escolar.

Lejos quedaron los tiempos en que las buenas calificaciones eran suficientes para comprar un nuevo juego de geometría aunque el anterior hubiera sido utilizado tan sólo un par de veces.

¡Todo ha cambiado! La realidad exige que los niños aprendan no sólo a optimizar cada recurso sino también a ser responsables con el medio ambiente, un valor que te permitirá reducir la inversión necesaria para su regreso a clases.

¡Manos a la obra! El reciclaje no tiene que ser aburrido. ¡Diviértete con tus hijos! Esta actividad además de ayudarte a pasar tiempo con ellos te permitirá convertirte en cómplice de sus gustos porque pueden diseñar desde sus libretas hasta su mochila. Toma nota:

1. Comienza por ahorrar papel. ¿Imposible? Falso. La táctica para desquitar hasta la última hoja de cada libreta consiste en hacer una operación a cada una de ellas. Un proceso para el que requieres pinzas con las cuales quitar el espiral, además de aguja y estambre para coser cada ciento, con lo que obtendrás más de una libreta nueva.

¡Cuidado! No tires las hojas ocupadas debido a que tus hijos pueden requerir sus apuntes, mejor auxíliate de cartulina para generar pastas en las que identifiques cada materia, cóselas con estambre y estarán listas todo el año para cualquier consulta.

2. ¡No te anticipes! ¿Sabes si realmente tu hijo no tiene colores o si usó su juego de geometría en alguna ocasión e incluso cuántas plumas y lápices tiene? Si la respuesta es negativa es momento de que lo acompañes a realizar una minuciosa revisión. Evalúa si vale la pena comprar una caja de 200 colores o basta con una de 20; si requiere una dotación de cinco plumas negras, cinco rojas y cinco azules, o lo que sobran en su cuarto son bolígrafos; analiza si vale la pena comprarle sacapuntas cuando utiliza lapicero, o puntillas si lo que prefiere son los lápices convencionales. No compres cosas que no va a utilizar.

3. Estudia todos los detalles. Aunque comprar un libro constituye una inversión redituable, antes de salir de casa con destino a una librería a comprar el material de apoyo solicitado para las clases, verifica no tener ese título en tu biblioteca o en ese pequeño estante en el que tus hijos mayores almacenan los libros de sus cursos anteriores.

¿Si son didácticos? En ese caso te sugerimos que compres el libro debido a que de lo contrario corres el riesgo de que tu chamaco no haga los ejercicios ni las tareas.

4. ¿Mochila nueva? Generalmente éstas se cambian cada dos años. Analiza si puedes ahorrarte esa inversión o, mejor aún, por qué no diseñar una. ¡Sí! Cada vez son más los chicos que optan por que sus mochilas se vean gastadas incrustando desde parches hasta escudos de banderas. Las niñas prefieren las lentejuelas, brillosas; incluso puedes comprar tela para diseñar una bolsa a su gusto que además tendrá un menor precio.

Manita de gato…

No eres el único padre o madre de familia que no tendrá para que sus hijos estrenen cada cosa nueva, así que usa tu instinto para que nada en la lista de útiles falte.

• 1. Revisa que los uniformes estén limpios y planchados. Cualquier detallito puedes corregirlo, desde un dobladillo caído hasta un cierre descompuesto. Y si no sabes cómo hacerlo, la buena noticia es que en el mercado encontrarás composturas por hasta 20 pesos.

• 2. Si los zapatos no cantan malas rancheras. Saca la tinta para bolearlos bien, pero si están gastados opta por ponerles desde media suela hasta suela completa, una compostura de este tipo no supera los 100 pesos, menos del 50% del costo total que requiere un par nuevo.

fdm