Viernes 14.08.2020 - 06:50

Para un buen retiro, no solo ahorrar sino invertir

Critican casting para comer con el Papa
Por:

Sofía Macías Liceaga /Especial para La Razón

Tener un trabajo con excelentes ingresos, altos grados de preparación académica y hasta ahorrar puede insuficiente para mantener nuestro ritmo de vida en la vejez si falta un componente: Saber invertir, advierte en entrevista con La Razón Carlos Ponce, director de análisis de Ixe Grupo Financiero.

En una ocasión el equipo de inversiones de Ixe recibió a un cliente a unos meses de su jubilación que quería conocer qué ingreso podría tener en su retiro, si invirtiera de forma conservadora los ahorros de toda su vida.

El vivía con su esposa, tenía casa propia y no había dependientes económicos. La suma que él estaba esperando para vivir al mes eran 50 mil pesos. El pequeño detalle es que para lograr una renta así con las tasas efectivas anuales actuales de 4%, el hombre hubiera requerido tener invertido al menos 16 millones de pesos, cantidad que no había logrado reunir con el ahorro de una vida.

¿Esto implica que cualquiera que carezca de esos millones debe perder la esperanza de un retiro tranquilo? No, de acuerdo con la visión de Ponce, más bien es necesario que empiece a ahorrar cuanto antes, utilizando estrategias de inversión adecuadas y que incluyan, al menos en un porcentaje, a la bolsa de valores.

Ponce refiere que las tasas reales de los instrumentos tradicionales como los pagarés ligados a los Cetes, fondos gubernamentales de tasa fija o cualquier instrumento de deuda ofrecen tasas que rondan 4%, a los que hay que descontarles impuestos e inflación.

Con perspectiva de largo plazo. Históricamente la bolsa ha logrado pagar 10 veces más en periodos de 5, 10 y 15 años que los instrumentos tradicionales, destaca el experto.

Muchas personas aún la consideran un instrumento “de mucho riesgo, donde hay un tema de suerte o demasiados conocimientos y en el que se requieren grandes cantidades para ingresar, pero no es así”, afirma Ponce.

El mercado accionario ofrece rendimientos superiores a los de cualquier alternativa en el largo palazo y se pueden mitigar los riesgos si se permanece por un horizonte de al menos tres años, se evita salirse por ataques de pánicos cuando los mercados caen y si se diversifica el portafolio en distintas opciones, de acuerdo a las necesidades, edad y perfil del inversionista.

El especialista bursátil recuerda que incluso quienes se han quedado “atrapados” en la bolsa en años complicados como 1994, el 2000 o el 2008, si permanecieron, con lo acumulado en los buenos años y en los que faltan por venir, tendrán mejores rendimientos que quien sólo invirtió en instrumentos tradicionales o peor aún ahorró, pero no puso su dinero a trabajar.

Invertir ¿en tiempos de crisis? Al preguntarle si era conveniente empezar a invertir ahora que el mundo está a la mitad una crisis financiera y económica, Ponce respondió: “Como le oí a un gran estratega en inversiones el mejor momento de invertir es cuando tienes el dinero”.

Ponce predica con el ejemplo. Hoy tiene 45 años e invierte en la bolsa para tener un retiro confortable desde hace 10 años, aunque confiesa “me hubiera gustado entenderlo antes”. Para compensar, sus hijos de 10 y 11 años ya tienen inversiones en los mercados. Él quiere que cuando pase el tiempo se preocupen por cosas importantes en su vida y no dinero, tal como deberían hacer los jubilados.

fdm