¿Por qué nos piden identificación al pagar? Aquí te explicamos

¿Por qué nos piden identificación al pagar? Aquí te explicamos
Por:

En la actualidad, usar una tarjeta de crédito o débito es una alternativa para adquirir un producto o servicio; por lo que es común que en muchos establecimientos nos soliciten una identificación oficial para realizar la compra, pero ¿Te has preguntado para que te solicitan tus datos? ¿Sabes el porqué de este procedimiento?

Las instituciones financieras deben identificar, evaluar y tomar acciones para reducir los riesgos de operaciones ilícitas, por lo que implementan políticas de identificación y conocimiento de los usuarios, para mitigar la posibilidad de un acontecimiento de este tipo, de acuerdo con la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

Aunque sabemos que se trata de un trámite sumamente sencillo, es necesario pues de esta forma acreditan tu identidad como titular del medio de pago utilizado, evitando que algún tercero haga cargos en tu tarjeta de crédito o débito sin tu autorización.

Documentos para identificarte

Como usuario de productos y servicios financieros es tu deber informarte y conocer los documentos válidos de identificación personal.

Documentos expedidos por autoridades mexicanas:

• Credencial para votar.

• Pasaporte.

• Cédula profesional.

• Cartilla del servicio militar nacional.

• Certificado de matrícula consular.

• Tarjeta única de identidad militar.

• Tarjeta de afiliación al Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (INAPAM).

• Licencia para conducir.

• Documentación expedida por el Instituto Nacional de Migración que acredite la calidad migratoria para personas físicas de nacionalidad extranjera.

Aunque en la ley se marca esta variedad de opciones, los Bancos tienen la facultad para decidir qué medio de identificación solicitan, aunque por lo regular se centran en la credencial para votar y el pasaporte, esto se debe a que en el trámite de estos dos medios de identificación se toman datos biométricos como huellas y fotos.

¿Qué sucede con las compras online?

La seguridad es fundamental para realizar cualquier transacción y la forma en la que te identificas puede representar un riesgo para la institución.

Cuando las compras son online e involucras tarjetas de crédito o débito, en la mayoría de las ocasiones te solicitan que introduzcas la fecha de caducidad y el código CVV de la tarjeta, además de los 16 números de la misma.

Si alguien vulnerara el servidor de transacciones de la tienda online, tendría el conjunto de datos de todos los usuarios para efectuar las compras que desee, pero para que esto no suceda, las plataformas de pago por internet protegen los datos de los usuarios al encriptar la información, desde que sale de la computadora hasta el servidor.

Al comprar no colocas tus datos en el sitio, sino que lo haces en la plataforma de pagos. Con esto, tu información queda totalmente segura, por lo que para ocasiones posteriores ya no es necesario capturarla de nuevo.

¡Ten Cuidado!

Es probable que al realizar compras por internet nadie te exija comprobar tu identidad, recuerda que tu único amparo es tomar las medidas necesarias para evitar cualquier tipo de fraude, por eso sigue las siguientes recomendaciones:

Conoce con quién estás tratando.

Aunque parezca una tienda virtual segura, es mejor que confirmes su existencia y esto puedes realizarlo al verificar el domicilio real y el número de teléfono del vendedor. Por otro lado, es común que mientras navegas recibas un mensaje de correo electrónico o un anuncio que te dice que eres merecedor de un premio millonario por ser el visitante un millón y te solicita información financiera, no respondas ese mensaje, se trata de un fraude. Las compañías que operan legítimamente no solicitan información personal ni financiera detallada por estos medios.

Verifica el producto que compras.

Lee detenidamente la descripción del producto del vendedor, especialmente la letra chica. Palabras como: “reconstituido”, “de época” o “liquidación” pueden estar indicando que el producto no está en buenas condiciones. Compara el mismo producto en diferentes tiendas para que encuentres el más barato.

Pon atención en los términos de la transacción, tales como las políticas de reintegro y las fechas de entrega.

Asegúrate de conocer quién pagará los gastos de envío o los cargos de devolución, también pregunta por la fecha en la que recibirás tu orden de compra.

Guarda tus tickets de compra.

Imprime o guarda los registros de todas tus transacciones, incluyendo la descripción y precio del producto, el recibo de tu compra en internet y los mensajes de correo electrónico que envíes al vendedor o que recibas de éste. Lee los resúmenes de cuenta de tu tarjeta de crédito tan pronto como los recibas y estate atento a cargos que no reconoces.

Protege tus datos personales y bancarios.

Sin importar si la compra que realices es en persona o por internet, ten presente que tus datos son la llave de acceso a tus finanzas, por ello, te recomendamos que por ningún motivo los entregues si desconfías del vendedor o la página. Tampoco pierdas de vista tus tarjetas.