Sábado 28.11.2020 - 17:08

Porcicultores piden igualdad arancelaria en importaciones

Porcicultores piden igualdad arancelaria en importaciones
Por:

Los productores de carne de cerdo son uno de los sectores que más han perdido con el Tratado de  Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pues registran un déficit comercial de México por más de 832 millones de dólares; por lo que la Organización de Porcicultores del País (Oporpa) demanda igualdad en los tratos arancelarios.

El Dato: El consumo anual per cápita de carne de cerdo en México pasó de 10 a 18 kilos, desde la llegada del TLCAN.

Están a la espera de una resolución por dumping, en el que demandan la aplicación de cuotas compensatorias a las importaciones de espaldilla y pierna de cerdo providente de Canadá y Estados Unidos, pues llegan con un precio de 18 al 54 por ciento por debajo de su costo de producción y afectan al mercado nacional.

“Esto representa daños a los porcicultores mexicanos, y frena la llegada de nuevas inversiones nacionales”, expresó el presidente de la organización, Heriberto Hernández Cárdenas.

Si bien, la demanda antidumping es paralela a la ronda de negociaciones que se celebra entre los tres países integrantes del TLC; detalló que han solicitado a las secretarías de Economía y a la de Agricultura (Sagarpa) el mismo trato aduanero a las importaciones de carne porcina, y una reducción de los costos en los cruces fronterizos norteamericanos.

El empresario explicó que para enviar un contenedor, se tardan más de 15 días para poder transitar y llegar a territorio estadounidense, pues los inspectores aduaneros sólo laboran martes y jueves, y no liberan el embarque hasta que no tienen resultados  sanitarios, es decir, se compruebe que el cárnico está libre de agentes patógenos o resultados negativos en los estudios microbiológicos.

Trato que no sucede en México, pues en las aduanas los embarques de carne de cerdo, provenientes de Norteamérica tardan tres horas en revisión, sin la espera de los resultados sanitarios.

“Nuestra demanda es que, en beneficio del consumidor final, no se libere el embarque hasta que no haga la misma inspección que ellos aplican a la carne mexicana. El mismo trato que nos dan queremos que sea dado, es una de las propuestas, para que se pongan en la mesa agropecuaria del TLCAN”, sostuvo Hernández Cárdenas.

En cuanto a las demandas por dumping, los porcicultores detallaron que desde hace dos años se comenzó a recabar información para presentar la demanda, con datos que sustenten el daño a los industriales cárnicos.

De esta manera, encontraron que desde 2014 la pierna y espaldilla de cerdo, ingresan con un precio por debajo del costo de producción, de entre 18 y 54 por ciento; debido a que es considerado un subproducto, con lo que pueden ingresar al país a bajos precios.

Esta práctica ha ocasionado que las importaciones de cerdo aumentaran 28 por ciento de 2014 a 2016, una caída en los precios de la carne de cerdo nacional de 34 por ciento, y una reducción en la capacidad instalada en los porcicultores de  14 por ciento.

El gremio está a la espera de que la Secretaría de Economía declare el inicio de las investigaciones, para que puedan imponerse cuotas compensatorias que ayuden a tener una relación comercial sana, equitativa y apegada a las leyes del comercio internacional.