Preocupa la centralización de recursos del PEF 2020

Preocupa la centralización de recursos del PEF 2020
Por:

El Centro de Estudios Económicos y Presupuesto (CIEP) considera que el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2020 concentra importantes recursos en cuatro segmentos, como son sector energético, seguridad, pensiones y cuatro programas sociales, lo cual deja poco margen de maniobra para hacer otro tipo de política pública, e incluso, realizar medidas contracíclicas.

En entrevista con La Razón, Alejandra Macías Sánchez, directora de Investigación del CIEP, explicó que se le destina una gran parte del presupuesto de egresos al sector energético,  luego de la política para salvar a Petróleos Mexicanos (Pemex) y la construcción de la Refinería de Dos Bocas.

Te puede interesar: Pese a hackeo no se perdió información, asegura Pemex a empleados

Asimismo, dijo que desde hace cinco años se le han otorgado recursos a las pensiones, segmento que absorbe 5.0 por ciento del PIB anual; y que para 2020 se van a gastar 4.2 por ciento, para las contributivas y no contributivas. El tercero rubro importante para el Gobierno, externó la experta, es la seguridad, y el cuarto son los programas prioritarios: dos que tienen las pensiones del bienestar, Sembrando Vida y las becas.

“Tienes estos cuatro rubros y estás dejando de lado salud, educación, agricultura, turismo y medio ambiente. Entonces, tu espacio para hacer otro tipo de política pública es muy reducido. ¿Cuáles son los objetivos de esta administración, al centrar recursos en estas cuatro cosas? Hay varios aspectos en los que no se está poniendo atención presupuestaria adecuada”, aseguró.

Cabe recordar que en septiembre, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Arturo Herrara, presentó el PPEF para el próximo año, en el que se propuso a los legisladores un gasto neto del sector público de 6 billones 096 mil 335.8 millones de pesos. Sin embargo, las Cámaras de Diputados y Senadores, respectivamente, aprobaron 11,396.6 millones de pesos más a lo estimado, por lo que el total para 2020 es de 6 billones 107,732.4 millones de pesos.

Respecto a los programas sociales, Macías Sánchez señaló que hace falta que queden claros los objetivos de transparencia y rendición de cuentas. “Queda la duda de por qué aumentarle el presupuesto a Sembrando Vida, si no se tiene la evaluación de sí va alcanzar los objetivos que tiene. Porque ahora tiene 10 objetivos distintos, como ayudar a la población vulnerable, hacerla productiva, perspectiva de géneros, indígena, y no sabes a qué propiamente le va a pegar. Si no se tienen seguros los recursos, creo que habría que hacerse el análisis correcto y transferir algunos recursos que son necesarios, como primera infancia o a salud”.

Añadió que este problema se visualiza en los programas nuevos, que se viene registrando durante este año.

“Se quieren atender como todo a través de transacciones directas; entonces está bien, pero también hay que hacer un diagnóstico idóneo y saber si da resultados o no. Hay que demostrar que la inversión va a ser eficaz”.

Alejandra Macías Sánchez mencionó que uno de los rubros que genera crecimiento económico es la inversión en infraestructura, principalmente en obra pública; es decir, la dedicada a la construcción y reparación de carreteras, caminos, vivienda, escuelas, hospitales y ampliación de las redes de Telecomunicaciones, que tuvo una disminución de recursos de 5.4 por ciento respecto a lo invertido en el último año de la administración de Enrique Peña Nieto.

Ante el panorama adverso que prevén algunos analistas para el próximo año, en el que se estima un Producto Interno Bruto (PIB) menor a 2.0 por ciento que estima la SHCP, la directora de Investigación del CIEP aseveró que teóricamente, la infraestructura es un rubro que aporta el mayor crecimiento; sin embargo, dijo que el presupuesto no.

En este sentido mencionó que si es a través de infraestructura, por ahí no va el presupuesto, porque la construcción de la refinería no se dará en 2020, por lo que se buscará invertir en otros temas,  debido a que lo que se tiene presupuestado es inversión financiera para esos proyectos en específico.

El Dato: Por ley, el Congreso mexicano tiene hasta este viernes 15 de noviembre para aprobar el Presupuesto de Egresos de la Federación del siguiente año, que se calculó en más de 6.1 bdp.

En este sentido, Francisco Cervantes, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), mencionó que en el presupuesto deben reflejarse en recursos suficientes para la inversión física que tengan por objetivo impulsar la infraestructura, ya que si no se hace, el país seguirá perdiendo competitividad y permanecerá obsoleto.

Con el fin de mantener el impulso a esta actividad económica, la Concamin propuso que se reasignen 100 mil millones de pesos a infraestructura, vivienda, educación, salud y al apoyo a la agricultura por contrato; penalizar el subejercicio, ejercer una vía eficaz para realizar trámites de Gobierno y establecer en el Presupuesto de Egresos una política pública de inclusión regional.