Banxico prevé retroceso de hasta -8.8% en el PIB

Advierte también pérdida de 1.4 millones de empleos en este año por contracción económica, debido a la epidemia

Banxico se declara listo frente a la contingencia
Banxico.Foto: Especial
Por:
  • ivonne Martínez

Ante la incertidumbre sobre la profundidad, duración y consecuencias de la pandemia de Covid-19 en la economía nacional, el Banco de México (Banxico) elaboró tres posibles escenarios de su afectación en la actividad económica, en los cuales el mayor desplome sería de -8.8 por ciento este año y una destrucción de un millón 400 mil empleos formales.

El gobernador del Banxico, Alejandro Díaz de León, señaló que, ante la magnitud de los choques por la pandemia, desde su estimación anterior de un crecimiento entre 0.5 y 1.5 por ciento, ahora el instituto central prevé tres escenarios de afectación para el comportamiento de la economía mexicana, los cuales son: tipo V, tipo V Profunda y tipo U Profunda.

En la videoconferencia para presentar el “Informe Trimestral, enero-marzo 2020”, la primera que se hace de esta forma, debido a las medidas de confinamiento por el Covid-19, refirió que escenario Tipo V considera una contracción del Producto Interno Bruto (PIB) de -4.6 por ciento en 2020 y una expansión de 4.0 por ciento en 2021.

En este escenario tipo “V”, agregó, los daños económicos —provocados tanto por la debilidad de la demanda externa causada por la pandemia como por una menor producción de diversos sectores de actividad en cumplimiento de las medidas de distanciamiento social— se concentran en el primer semestre del año.

Posteriormente, se supone una recuperación relativamente rápida de la actividad económica, que persiste a principios de 2021, normalizándose el ritmo de crecimiento de la actividad en el resto del horizonte.

El banquero central refirió que el segundo escenario es tipo “V Profunda”, en el cual se pronostica una caída del PIB de -8.8 por ciento en 2020 y un crecimiento de 4.1 por ciento en 2021

En este escenario las afectaciones a la economía son más intensas y se extienden al tercer trimestre del año, para luego presentar una reactivación hacia el cierre del año y durante 2021, expuso.

Indicó que el tercer escenario de afectación para la economía mexicana es tipo “U Profunda”, en la cual se ocasionaría un retroceso del PIB de -8.3 por ciento en 2020 y una disminución adicional de -0.5 por ciento en 2021.

Díaz de León apuntó que en este escenario se prevé una debilidad de la actividad económica causada por el choque en el primer semestre de 2020 que se extendería durante el resto del año, seguido de una recuperación lenta durante 2021.

Precisó que no hay elementos para darle mayor probabilidad a alguno de los tres escenarios; sin embargo, ilustran de mejor manera el reto que se tiene en materia económica por la pandemia.

En la reunión en la que también participan los demás integrantes de la Junta de Gobierno del Banxico, señaló que, en línea con los escenarios de afectación para la economía mexicana, para este año se espera una pérdida de entre 800 mil y un millón 400 mil puestos de trabajo formales, desde la proyección previa de una generación de entre 440 y 540 mil plazas.

Para 2021, el banco central prevé que, en materia de empleos formales, el rango vaya desde una pérdida de 200 mil plazas a una creación de 400 mil trabajos.

Expuso que los riesgos para la economía es que se prolonguen las medidas de distanciamiento social o sean más estrictas; episodios adicionales de volatilidad financiera; que las medidas de apoyo adoptadas no sean efectivas, que las secuelas causadas por la pandemia sobre la economía sean permanentes o reducciones adicionales en las calificaciones de la deuda soberana y de Pemex.

Sobre la inflación, Díaz de León comentó se espera que se ubique dentro de la meta del Banco de México durante la mayor parte de 2020 y de 2021, la cual es de 3.0 por ciento, más/menos un punto porcentual, lo anterior, principalmente por una reducción en los precios de los energéticos, en particular de las gasolinas.

  • El dato: El escenario planteado por el Banxico antes de la pandemia de coronavirus era de un crecimiento de 1.5 por ciento, una cifra débil que reflejaba un estancamiento en 2019.

Necesaria estrategia para evitar deuda: Carstens

Los bancos centrales deben trabajar para que la política monetaria vuelva a la normalidad y crear una estrategia de salida de las medidas agresivas de relajamiento “lo antes posible” para contrarrestar la alta deuda a nivel global, dijo Agustín Carstens, director general del Banco de Pagos Internacionales (BPI).

La débil recuperación económica y los altos niveles de deuda, que han persistido desde la crisis financiera de 2008-2009, sólo se estaban superando de forma gradual, señaló.

Ahora, “esta recesión inducida por la pandemia está deteniendo el proceso de reordenamiento”.

“Se creará más deuda y, por lo tanto, se deben hacer esfuerzos adicionales para que en algún punto la política monetaria pueda volver a una nueva normalidad”, agregó.

Los bancos centrales y gobiernos ya han anunciado un total estimado de 15 billones de dólares, que representa 17 por ciento del PIB global, para proteger a sus economías de la pandemia, cifras récord.

Tales medidas han evitado un impacto “desastroso” de la pandemia, evitando una recuperación más difícil en el futuro, afirmó.