Protegen a los microcreditos

Ejército iraquí anuncia la liberación total de Ramadi del EI
Por:

Por Claudia Castro Reyna

El presupuesto de 250 millones de pesos con el que cuenta el Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Pronafim) está blindado ante cualquier recorte al gasto público federal del 2009, aseguró ayer su coordinadora general, María del Carmen Díaz Amador.

En conferencia de prensa, destacó que el impulso de las microfinanzas en México ha amortiguado el aumento en el índice del desempleo al proveer de recursos a quienes perdieron su trabajo y decidieron autoemplearse, por lo que no se suspenderán estos apoyos en lo que resta del año.

Respecto al presupuesto del 2010 dijo que confía en que el recorte no impacte en los recursos del Pronafim, pero habrá que esperar lo que determine la negociación entre el secretario de Economía (SE), Gerardo Ruiz Mateos, y de Hacienda, Agustín Carstens.

Sin embargo, adelantó que de ser necesario, “contamos con el apoyo de la SE para buscar alternativas en el ámbito multilateral, por ejemplo en el Banco Interamericano de Desarrollo o el Banco Mundial”.

Al anunciar el 8 Encuentro de Microfinanzas a realizarse en Villahermosa, el 3 y 4 de septiembre, Díaz Amador reconoció que tras el efecto de la recesión, queda una “crisis de fondeo”. “Se está cerrando la llave al crédito, no sólo al empresarial, sino el fondeo a las microfinanzas, el de los fondos internacionales y privados. Si dejáramos de fondear a las instituciones de microfinanzas, el pronóstico sería que 70 de estas 150 morirían, lo que afectaría a 200 mil microempresarios”, resaltó.

Mencionó que para el 2009 se espera alcanzar un crecimiento en cartera de 20%, comparado con 88.6% que reportó en 2008 cuando aún México no resentía los efectos de la crisis. El índice de morosidad alcanza el 4%, dijo.

Pronafim cuenta con dos fondos: el Fideicomiso del Programa Nacional de Financiamiento al Microempresario (Finafim) y el Fideicomiso del Fondo a Mujeres Rurales (Fommur).

fdm