Reenciende motores, pero aún no acelera

Debates en México, lejos de ser encuentros de alto nivel, declara INE
Por:
  • larazon

Por Karla Ponce

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) advirtió que la reactivación del sector fabril es insuficiente para pronosticar crecimiento económico. “No confundamos el reencendido de motores con la aceleración previa al vuelo” pidió Salomón Presburger, presidente del organismo.

Presburger señaló que las secuelas de la recesión no se han logrado extinguir con el mejoramiento del sector debido a que los retrocesos en producción y empleo se extendieron 19 meses.

“Ni en los pedidos procedentes de Estados Unidos ni en el mercado interno, existen indicios contundentes de una rápida y sólida reactivación de la demanda que acelere el ritmo de la actividad económica. Sí, estamos mejor, pero eso no garantiza crecimiento ni desarrollo”.

El representante del sector consideró que entre las medidas necesarias para impulsar el mejoramiento de la economía destacan las acciones enfocadas a incrementar la competitividad, reducir el costo-país, multiplicar los apoyos a negocios de pequeño y mediano tamaño, así como aprovechar las compras de gobierno.

Afirmó que entre los cambios pendientes e indispensables para el crecimiento sostenido de la economía se encuentran las reformas estructurales. Además la economía ha crecido a ritmo lento debido a la reducción de la rentabilidad de la inversión productiva.

“Es tiempo de mostrar disposición para atender los temas pendientes y de reconocer que en ausencia de cambios profundos (reformas estructurales), el crecimiento de México en el mediano plazo será menor al indispensable”.

Recordó que para generar empleos suficientes se debe propiciar un crecimiento anual mayor al 6% del Producto Interno Bruto (PIB), mismo que sólo podrá conseguirse en un contexto de estabilidad macroeconómica e integración de cadenas productivas.

“La mera voluntad política no basta para asegurar niveles adecuados de crecimiento económico para el desarrollo social”.

Por lo que aseguró que el crecimiento es mucho más que un acto de voluntad. Explicó se requiere de un programa económico con metas precisas e instrumentos eficaces además de un aparato productivo preparado para enfrentar la competencia.

“Con los bienes de capital necesarios, recursos financieros adecuados, infraestructura indispensable, adecuados niveles de rentabilidad, bajos costos y mercados capaces de absorber la oferta”, concluyó.

fdm