• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
analistas-ajustan-inflacion-cierre-2018-PIB-Banxico-proyecciones-económicos-moneda
La inflación quincenal obedeció al alza en los precios de la cebolla, limón, jitomate... Foto: Especial

En la primera quincena de agosto de este año, los precios al consumidor subieron 0.34 por ciento, y la inflación subió a una tasa anual de 4.81 por ciento, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Al presentar el cambio de año base (segunda quincena de julio de 2018=100), Julio Santaella, presidente del instituto explicó que la actualización de la canasta de bienes y servicios genéricos se realizó de acuerdo con los conceptos de gasto reportados en las encuestas especializadas que levantó el Instituto sobre el gasto en los hogares mexicanos, en apego a las mejores prácticas internacionales.

En conferencia de prensa el directivo señaló que la inflación quincenal obedeció al alza en los precios de la cebolla, limón, jitomate, colegiaturas de universidades, y gasolina de bajo octanaje, lo que fue parcialmente contrarrestado por la disminución de precios del tomate verde, transporte aéreo, servicios turísticos en paquete, pollo y huevo.

De acuerdo con un análisis de Citibanamex, el incremento de 0.34 por ciento fue superior a la expectativa del consenso que esperaba un crecimiento de 0.27 por ciento, según señalaron los analistas en la encuesta que realizó la institución el pasado 21 de agosto.

Respecto con la inflación anual, ésta también creció por arriba de la registrada en la primera quincena de julio, cuando se ubicó en 4.77 por ciento.

En la conferencia, el director general de estadística del Instituto, Arturo Blancas, reveló que algunos de los repuntes que se registraron durante el periodo referido fueron derivados de los efectos de estacionalidad como el regreso a clases.

Gráfico: La Razón de México

“Este tipo de rebotes suelen acompañar cada inicio de ciclo escolar, las universidades presentaron un incremento de 2.05 por ciento y las preparatorias uno de 2.29 por ciento”, puntualizó Alejandro Saldaña, analista económico de Grupo Financiero Ve por más.

Durante la presentación de este reporte, el Inegi también señaló que con el cambio de año base, se captan modificaciones en los patrones de consumo de los hogares y lugares de compra, se evita el sesgo por antigüedad y se incorporan las recomendaciones internacionales.

Para elaborar el INPC que se presentó este jueves, se consideraron cinco elementos; la actualización de la canasta de bienes y servicios, los ponderadores que tienen éstos en la medición, el periodo de referencia, el diseño estadístico y la cobertura geográfica.

Arturo Blancas especifió que en esta actualización se pasó de 283 productos o genéricos de la canasta del año base de 2010, a 299 genéricos en el nuevo año base en 2018.

Entre los elementos que se agregan a esta canasta se encuentra la leche de soya, el té, productos para la reparación de viviendas, lámparas, alfombras y otros materiales, herramientas y equipo grande para el hogar; entre otros.

Gráfico: La Razón de México
Compartir