Retener a jóvenes talentos, actual reto de las empresas

Retener a jóvenes talentos,  actual reto de las empresas
Por:

El mayor reto de las empresas en la actualidad es la retención de los talentos más jóvenes, pues los nacidos entre 1981 y 1993, conocidos como millennials, “carecen del sentido de la permanencia” y fácilmente cambian de empleo si no satisface sus necesidades; sin embargo, las compañías tampoco deben cerrar sus puertas a la contratación de trabajadores mayores de 45 años, porque ellos aportan experiencia.

El director general de la Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos (Amedirh), Pedro Borda, comentó a La Razón que ahora las empresas deben adaptarse a cada una de las necesidades de las cinco generaciones que conviven y deben romper el paradigma de que las personas viejas, son menos productivas.

Comentó que “hay que romper el paradigma, porque a veces los más grandes son los primeros que llegan y los últimos que se van; tienen un concepto totalmente distinto de dedicación y experiencia de la que pueden echar mano conforme las cosas se les van presentando”.

Asimismo, expuso que las inquietudes de los empleados varían de acuerdo a la generación, “entonces cada uno prefiere cosas diferentes, algunos quieren más vacaciones, otros más incentivos, otros más sueldo, y otros quieren otro tipo de cosas, entonces se empieza a individualizar, de alguna u otra forma, todo lo que es el manejo de recursos humanos”.

El representante de la Amedirh dijo que anteriormente las personas entraban a las empresas con la idea de empezar en los niveles más bajos e ir haciendo carrera, poco a poco, para alcanzar los puestos más altos, pero ahora desde que entran los cambios son más dinámicos.

Previo al 51 Congreso de la Amedirh, que se realizará el 7 y 8 de septiembre en Centro Banamex, Pedro Borda indicó que ahora las compañías se fijan en las posibilidades de desarrollo del individuo a largo plazo, “no sólo buscan a un joven que cubre el puesto hoy, sino a uno que tenga el potencial y las competencias que la empresa requiere”, pero para retenerlo tiene que ofrecerle desarrollo y capacitación.

Expuso que las empresas deben hacer una inducción más grande, los empleados deben conocer los servicios, las firmas deben dar beneficios diferentes a otras generaciones, “deben pensar en cómo los van a atraer y cómo harán que permanezcan”.