Se deteriora PIB y confianza de los empresarios: IP

Se deteriora PIB y confianza de los empresarios: IP
Por:

El Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP) advirtió que el balance de riesgos para la economía ha comenzado a mostrar un mayor deterioro, ocasionando que la confianza tanto de empresas como de consumidores se mantenga en terreno negativo, lo cual puede incidir en el comportamiento de la inversión y el consumo.

El organismo empresarial recordó que la actividad económica del país tendió a moderarse en la primera mitad del año, una dinámica que se extendería hacia la segunda mitad del 2016.

“La estimación oportuna del Inegi indica que durante el segundo trimestre el PIB habrá tenido una caída trimestral de 0.3 por ciento, la primera desde el mismo periodo del 2013, lo que significa que en términos anuales la economía tuvo un avance de sólo 1.4 por ciento, que representa su menor ganancia desde el segundo trimestre del 2014”, puntualizó el centro empresarial.

También, abundó, el sector exportador mantiene resultados negativos, respondiendo por una parte, a la constante disminución de los precios y del volumen de exportación de crudo, y por otra, a la debilidad que sigue mostrando la actividad económica de los Estados Unidos, la cual no muestra señales claras de una recuperación importante en la segunda mitad del año, como lo advierte la posición de la Reserva Federal al decidir no incrementar las tasas de interés.

Lo anterior “podría contribuir para que el efecto neto de las cuentas externas del país fuera negativo, como ya se observó en el primer trimestre del año, impactando en el crecimiento del PIB”, sostuvo el organismo privado.

Asimismo, estimó que la depreciación del tipo de cambio, el aumento de los precios de gasolinas y electricidad en julio y agosto, así como del alza en las tasas de interés puedan tener efectos negativos sobre la inflación y el consumo en la segunda mitad del año.

Aunado a todo esto, el CEESP también considera el impacto que tendrán los bloqueos y actos generados por el movimiento magisterial, tanto sobre la actividad productiva en diversas entidades del país, como en el bienestar de su población como consecuencia de la pérdida de empleos que afecta directamente el ingreso de los hogares.

Es por ello que consideró que es fundamental que la actividad económica se lleve a cabo en un entorno de seguridad y certidumbre para los negocios, de otra manera la inversión no fluirá como se requiere y de acuerdo a las necesidades.

“Ante la inseguridad en las reglas del juego como se vive actualmente en México, es factible que los inversionistas busquen lugares más seguros, e incluso algunas empresas decidan cerrar sus puertas y trasladarse a otras entidades o países”, señaló.

Con lo cual, el Centro Empresarial recomendó tener presente que la fortaleza macroeconómica debe complementarse con un Estado de derecho eficiente.