Plan de negocios de Pemex, para reducir carga fiscal y elevar producción

Prevén otorgar a Pemex 199.3 mmdp este año
Por:
  • Berenice Luna

El 16 de julio de 2019, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, junto con el director de Petróleos Mexicanos (Pemex), Octavio Romero Oropeza, presentaron el Plan de Negocios de la petrolera. En su momento, los mercados, peso y bonos de la compañía no se desplomaron, pero tampoco lo celebraron.

El Presidente explicó que dicho plan consiste en seguir apoyando a Pemex en los primero tres años del Gobierno, con presupuesto y reducción de impuestos para que tenga recursos y pueda invertir, y que en los últimos tres años, ya con más producción y con los excedentes, la empresa contribuirá al desarrollo de México.

Romero, aseguró que la empresa vive un déficit financiero, ya que genera ingresos anuales de 2 billones de pesos, pero paga a Hacienda y en deudas más de un billón de pesos. Señaló que para combatir estos tres puntos es necesario replantear una estrategia para que el Gobierno apoye a la empresa. Detalló que el Plan de Negocios 2019-2024 promete que Pemex terminará la administración de López Obrador produciendo 2 millones 697 mil barriles de petróleo diarios.

Durante su anuncio, la moneda mexicana se depreció 0.7 por ciento, al terminar en en 19.1035; mientras que al menudeo también retrocedió 10 centavos al cerrar en 19.40. Además, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) no mostró demasiado entusiasmo, al caer 0.18 por ciento.

De igual forma, los bonos de Pemex, con vencimiento al 2027, 2029 y 2047 cayeron 0.78, 0.87 y 1.49 por ciento, respectivamente, mientras los que tienen vencimiento al 2021 registraron movimientos marginales de 0.06 y el de 2022 no tuvo cambios. Durante su presentación, el mandatario dejó claro que en este proyecto quedan fuera las asociaciones con empresas petroleras privadas, conocidas como farmouts, y las rondas.

En su lugar, la compañía reemplazará esta herramienta con contratos de servicios con empresas, conocidos como CSIEEs, para que la iniciativa privada pueda apoyar a Pemex en su meta de producción petrolera.

Para Romero, la petrolera se enfocará en la exploración y producción de aguas someras y terrestres, y se alejará de las aguas profundas, —donde tiene un farmout con la empresa BHP—, además de que harán aportaciones de capital para complementar los requerimientos de inversión en producción de crudo y las refinerías.

De acuerdo con Pemex, para 2020 se destinarán 41 mil millones de pesos para el desarrollo de las refinerías; 25 mil millones para la exploración y explotación de campos nuevos; mientras que, derivado de la reducción de impuestos, obtendrán 58 mil millones de pesos.

En enero de 2019, la producción que tenía Pemex era de un millón 625 mil barriles diarios; sin embargo, con la nueva estrategia, se prevé incrementar la producción para finales del año 2024 a dos millones 697 mil barriles diarios.

La Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) había informado que los 20 campos prioritarios de la petrolera alcanzarían en 2021 una producción pico de cerca de 318 mil barriles diarios, que se sumarían a la plataforma actual.

Para dar tranquilidad a los mercados, el secretario de Hacienda, Arturo Herrera, dijo horas después que los apoyos fiscales no ponían en riesgo las finanzas del país.

A cinco meses del lanzamiento del plan de negocios, se logró bajar la deuda de Pemex a menos de 100 mil millones de dólares. Si bien, el proyecto buscaba aumentar la producción, también contempló realizar  varias operaciones de refinanciamiento, con lo cual se logró disminuirla a 99 mil 600 millones de dólares los compromisos de la petrolera, y con lo que se intentó que la empresa dejara de ser la firma más endeudada del mundo.

Tan sólo el pasado 18 de diciembre la petrolera realizó una emisión en el mercado local de un certificado Bursátil a cinco años por cinco mil millones de pesos, operación que estaba contemplada en el programa de refinanciamiento de 2019.

El dato: El Fondo Monetario Internacional recomendó recientemente a México vender activos “no estratégicos” para disminuir más costos y apuntalar más el programa de la petrolera.

Dos Bocas inicia construcción, pese a críticas

El 2 de junio dio inicio la construcción de la Refinería de Dos Bocas, Tabasco, la cual forma parte de las obras de infraestructura insignia de la administración de Andrés Manuel López Obrador. Con ésta serían siete instalaciones petroleras en el país.

La obra, que le costará al Gobierno, según sus estimaciones, cerca de 150 mil millones de pesos tiene un presupuesto previsto para el gasto 2020 de 41 mil 300 millones de pesos en el 2020, mismo que será ejercido por la Secretaría de Energía, cuyo presupuesto para el próximo año es de 48 mil 500 millones de pesos.

El avance del bordo es de 100 por ciento. Además, entre el listado de maquinaria, se encontraban 23 tractores, 56 excavadoras, cinco motosconformadoras y dos cargadores frontales.

El mandatario dijo que hay dos predios en obra de Dos Bocas; el predio donde se construirán los tanques, y el predio de las plantas químicas.

Según la titular de Sener, Rocío Nahle, la nueva refinería tendrá una capacidad de procesamiento de 340 mil barriles por día; 170 mil de gasolina y 120 mil de diésel.

“Representa un cambio de paradigma energético. México abandonará la postura de un país subdesarrollado”, destacó.

Con información de Ana Martínez