• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
“No va haber afectaciones en las metas ni en la trayectoria de consolidación fiscal (...) al igual que el Banco de México consideramos que no se tendrá un impacto en el crecimiento económico del país ni en la inflación”. José Antonio Meade, Secretario de Hacienda. Foto: Especial

La ciberdelincuencia ha costado 150 millones de pesos al sistema financiero en los últimos tres años, y para hacer frente a esta vulnerabilidad el gremio y las autoridades federales acordaron adoptar cinco principios básicos para fortalecer la protección a los usuarios y a los integrantes de la banca, dio a conocer el Secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade.

Al inaugurar el primer Foro de Ciberseguridad, el funcionario señaló que el actual uso de las tecnologías y la digitalización de los servicios, obliga tanto a los prestadores de servicios financieros como a los reguladores, a fortalecer los mecanismos para dar seguridad y protección en transacciones y en la información.

De acuerdo con el presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), Jaime González Aguadé,  los delitos cibernéticos han crecido como 10 por ciento en los últimos tres años, donde la banca tiene una frecuencia de ataque 65 por ciento mayor que otras industrias a nivel mundial, de ahí la importancia de trabajar en combatir este crimen.

Para el titular de Hacienda, los medios digitales son un entorno dinámico y cambia todos los días, por lo que las vulnerabilidades son distintas y la forma de los ataques va cambiando, lo cual exige tener protocolos actualizados.

En ese tenor, comentó que el primer principio es adoptar y mantener políticas, métodos y controles para identificar, evaluar, prevenir y mitigar los riesgos de ciberseguridad, los cuales serán autorizados por los órganos de Gobierno.

Como segundo punto, se establecerán mecanismos seguros para el intercambio de información entre los integrantes del sistema financiero y las autoridades.  Donde cada una de las partes informarán a detalles sobre ataques ocurridos en tiempo real, estrategias de respuesta y nuevas amenazas, así como del resultado de investigaciones y estudios que permitan a las entidades anticipar acciones para aminorar los riesgos de ciberataques.

También se propone impulsar iniciativas para actualizar los marcos regulatorios y legales que den soporte y hagan converger acciones y esfuerzos de las partes, considerando las mejores prácticas y acuerdos internacionales.

El último aspecto acordado fue el de fomentar la educación y cultura de ciberseguridad entre los usuarios financieros y el personal de las propias instituciones.

“No podemos permitir que estos avances tecnológicos sean usados en contra de la población por los cibercriminales, juntos podemos ponerle un alto y lograr que las nuevas tecnologías sean parte fundamental de nuestro desarrollo económico y social”, sostuvo Meade.

En el mismo evento, el subgobernador del Banco de México (Banxico), Alejandro Díaz de León, reconoció que a nivel mundial se han multiplicado los riesgos cibernéticos, por lo que recomendó el trabajo coordinado con otras naciones, como una estrategia integral para combatir los ataques a las plataformas financieras.