Seis de cada 10 constructoras en contra de la consulta al NAIM

Cancelación del NAIM genera interés por invertir… en proyecto de Lima
Por:

La posible cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) en Texcoco mantiene la incertidumbre en el sector de la construcción porque les impactaría negativamente a la mayoría de las empresas, principalmente a las grandes, destacó una encuesta de la firma Bimsa Reports.

El estudio realizado a una muestra de 300 empresas de todos los tamaños y de todas las regiones del país, destaca que el 65 por ciento de los encuestados, principalmente grandes empresas, están en desacuerdo de que se contemple la posibilidad de cancelar la obra en Texcoco.

No obstante, 42 por ciento de las firmas pequeñas dijeron que están de acuerdo con que se realice la encuesta pública.

[caption id="attachment_813904" align="alignnone" width="696"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

En entrevista con La Razón, César Ortega de la Roquette, presidente de Grupo OdelaRoquette a donde pertenece Bimsa, mencionó que la industria, al ser uno de los activos más importantes para la construcción de la terminal aérea, afecta a todas las empresas participantes, tanto directa como indirectamente.

Añadió que los hallazgos son claros, pues todas las compañías, incluso sin ser beneficiadas directamente por la construcción no ven con buenos ojos que se elimine la obra de ingeniería civil más importante de la administración.

Recordó que según su encuesta, sólo 3.0 por ciento de los entrevistados dijo sentirse seguro tras contemplar la posibilidad de cancelar la obra, pues ven un beneficio, no tan claro, en que esto suceda.

“Estamos viendo la sensibilidad de un sector que está vinculado con el proyecto en una primera instancia y en que su inmensa mayoría, se opone a que se eche para atrás. Es lo que vemos con los resultados que arrojó este ejercicio”, comentó.

[caption id="attachment_813905" align="alignnone" width="696"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

Agregó que este posicionamiento coincide con otras encuestas serias que han determinado que un sector amplio de la población desea que la obra continúe como hasta el momento.

En el interior de la encuesta, los resultados arrojaron que existe un porcentaje mayor de rechazo entre las firmas medianas y grandes, en comparación con las chicas. También se perciben diferencias por regiones, siendo las que más rechazan la opción de cancelación, las zonas noreste y sureste; y las que menos zonas como noroeste, centro, centro-occidente.

Asimismo, seis de cada diez constructoras aseguraron que están en contra de que este proyecto se esté siquiera discutiendo; y se sustenta en que 42 por ciento de las Pymes constructoras aceptan el hecho de que se esté discutiendo.

[caption id="attachment_813906" align="alignnone" width="746"] Gráfico: La Razón de México[/caption]

IMPACTO EN EL CRECIMIENTO DEL SECTOR. Si bien, aún es aventurado definir las afectaciones que tendría la industria en su conjunto si la obra se cancela, el hecho de pensar en cancelarla traería muchas implicaciones, debido a que existe una estructura de financiamiento definida, donde además ha habido mucha confianza por parte de los inversionistas.

“Va a tener muchos impactos en las expectativas económicas de los agentes e inversionistas, tanto nacionales como extranjeros, pero sobre todo en aquellos que participan en la industria”, dijo.

El Dato: Inegi reportó que en agosto, el sector de la construcción tuvo una constracción de 1.6 por ciento, en su comparación anual, y en lo que va del año creció 1.9 por ciento.

IMEF: sondeo, señal negativa a mercados

Al ser un proyecto grande, la consulta sobre la viabilidad del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), pone en cuestionamiento la soberanía del país para mantener los proyectos de largo plazo, estimó Fernando López Macari, presidente del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En conferencia, el especialista refirió que si bien la consulta no tendrá un alcance importante, pues llegará a alrededor del 10 por ciento del electorado; al ser una de las obras más importantes del sexenio, debería tener un impacto mayor en la población que decidirá sobre el mismo, sobre todo por la reacción que tendrán los mercados internacionales.

Añadió que los intereses de los inversionistas también se verían afectados, pues ellos fueron quienes confiaron en el país para establecer sus capitales en un lugar donde debería haber capacidad de asegurar inversiones transexenales.