Jueves 24.09.2020 - 07:20

Sigue mostrando fuerza la recuperación de EU

Astudillo afirma que en Guerrero se recuperó la gobernabilidad
Por:

Agencias

La Reserva Federal (Fed) estadounidense presentó ayer una evaluación un poco más optimista sobre el panorama para la economía estadounidense, pero mantuvo las tasas de interés cerca de cero con el fin de respaldar la recuperación económica.

En una votación de 9 a 1, el Comité de Mercados Abiertos de la Fed, o FOMC, votó a favor de mantener la tasa interbancaria federal en su rango actual de entre cero y 0.25 por ciento.

Un día antes de que el titular del banco central, Ben Bernanke, enfrente lo que se espera sea una votación reñida en el Senado para ser confirmado a un segundo mandato al mando de la Fed.

Thomas Hoenig, presidente de la Fed de Kansas City, votó en contra de mantener las tasas de interés en niveles tan bajos y expresó preocupación ante la posibilidad de que el estímulo que está siendo inyectado a la economía pueda alimentar la inflación.

La Fed ratificó un plan para finalizar sus compras de valores hipotecarios para fin de marzo y permitir que la mayoría de sus programas de crédito de emergencia expire para el 1 de febrero.

Tras quedar atrás lo peor de la crisis financiera, el banco central está eliminando gradualmente el enorme estímulo que inyectó en la economía para contrarrestar una severa recesión antes de que ese estímulo alimente la inflación.

La entidad agregó que la actividad económica ha continuado “fortaleciéndose”, término más optimista que la palabra “repuntando” utilizada en la declaración de diciembre.

Pese al mejor panorama, la Fed reiteró su compromiso de mantener la tasa interbancaria federal en un mínimo récord durante un “periodo prolongado” ante la aún elevada tasa de desempleo y la baja inflación.

El presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, quien además ocupa el cargo de vicepresidente del FOMC, dijo este mes que un periodo prolongado debería ser interpretado como un período de seis meses.

Con la economía experimentando una recuperación gradual, la Fed señaló que planea terminar para el 31 de marzo la compra de 1.25 billones de dólares en valores respaldados por hipotecas y de alrededor de 175,000 millones en deuda de entidades auspiciadas por el Gobierno.

Las compras han ayudado a reducir las tasas de interés para los préstamos hipotecarios, proporcionado un impulso importante a los mercados inmobiliario y financiero de Estados Unidos. Cuando la Reserva Federal deje de realizar compras, las tasas hipotecarias podrían aumentar.

 Al mundo le preocupa cuándo y a que velocidad la Reserva Federal iniciará la fase alcista de sus tasas de referencia.

agp