S no sirve a Mexico reforma fiscal mediocre

S no sirve a México reforma fiscal mediocre
Por:

Por Aura Hernández

Aunque la reforma fiscal sea aprobada este año, eso no significa que la calificación soberana de México deje de tener riesgos a la baja.

Para Standard & Poor’s, la reforma fiscal es necesaria y si se aprueba “será un paso adelante”, sin embargo, ésta debe de ser profunda para que le permita al gobierno tener recursos más robustos en el mediano plazo, comentó Lisa Schineller, directora de Calificación Soberana de la empresa.

En entrevista con La Razón, explicó desde Nueva York que la agencia redujo la perspectiva de la calificación a “negativa” no tanto por la contracción económica que ha registrado el país ni porque el déficit fiscal pueda ser mayor al esperado, sino porque Standard and Poor’s ve riesgos fiscales y de crecimiento en el mediano plazo.

Esto, porque la crisis ha exacerbado algunas vulnerabilidades estructurales como la dependencia del petróleo y, por consiguiente, los menores ingresos por crudo, “lo que hace que el espacio fiscal mexicano sea limitado”.

Schineller aceptó que el gobierno está comprometido en entregar una propuesta en materia fiscal, por lo que un factor importante es que los elementos contenga sean política y económicamente viables “para hacer una diferencia en la trayectoria de las cuentas fiscales”.

Una vez que se tenga pleno conocimiento del contenido de la reforma fiscal existen tres escenarios: por un lado la calificación que actualmente es BBB+; podría bajar, otro es que no sufra ninguna modificación y se mantenga en ese grado con perspectiva negativa; o bien, mantener el grado y cambiar la perspectiva a estable.

Lo que definitivamente la directora descartó, fue que con la reforma fiscal pudiera elevarse el grado y la perspectiva de la calificación soberana de México, esto es sólo “un asunto de mantener la calificación estable”.

Si la reforma fiscal no se aprobara este año implicaría que la posibilidad de mejorar el deterioro del país sería más lejana, agregó la directora de Calificación Soberana.

Y el crecimiento… En el mediano plazo, Standard & Poor’s no espera “fuertes grados de crecimiento” en México, situación que también incide en la perspectiva negativa de la calificación.

Esto, porque el país no ha crecido tan rápido como otros mercados emergentes, su promedio ha sido de un avance de 3.5% del Producto Interno Bruto (PIB) en los últimos cinco años, indicó Schineller.

Simplemente para este año, la calificadora prevé una contracción de 7.5% del PIB y para el próximo año una recuperación con un crecimiento de 2.5 por ciento.

La analista subrayó que un avance de esa magnitud para México en 2010 está en línea con el pronóstico de Estados Unidos de un crecimiento de 1.5% del PIB y también está sustentado en la fuerte contracción de este año, ya que no sería raro un rebote.

Además el pronóstico se encuentra en la parte de baja de los pronósticos de instituciones como el Banco de México quien anticipa un crecimiento de entre 2.5 y 3.5 por ciento.

“Lo importante se concentrará en cuál va a ser la tasa de crecimiento después de la recuperación”, añadió Schineller.

fdm