Sugieren capacitar para retener a los empleados

JJ Macías, apenado por narración de comentarista de Multimedios
Por:
  • ericka_pedrero

La importancia de las universidades corporativas radica en que se capacita a los trabajadores para determinado puesto, por lo tanto, mejora su rendimiento, y se obtienen ahorros operativos en diversas áreas, pero también se “genera arraigo” hacia la compañía, lo que evita en mayor medida la fuga de empleados, a diferencia de otros corporativos, comentó el investigador experto en el tema, de la Universitat Oberta de Catalunya, Toni Ramos.

En entrevista con La Razón, Ramos explicó que este método, con el que las compañías crean su propia universidad, inició desde hace 40 o 50 años en Estados Unidos, mientras que en España comenzó alrededor del año 2000 y en México lleva un poco menos. Sin embargo, detalló que algunas empresas ibéricas trasladaron este modelo a los países en los que tienen presencia.

Tal es el caso de los bancos españoles BBVA Bancomer y Santander, los cuales trajeron el modelo de universidad corporativa a sus filiales mexicanas. Asimismo, Telmex es otra de las empresas que usan el sistema.

“Si el trabajador también siente que es útil, se conseguirá que sea fiel a la propia empresa, porque se dará cuenta que también apuestan por él y siempre es más difícil cambiar (de compañía)”, dijo el académico de la Universitat Oberta de Catalunya.

Sin embargo, el tema de capacitación no es el único factor para mantener a los empleados, ya que no sirve de nada gastar mucho en formación cuando se le da a los trabajadores “salarios sumamente ridículos”.

Además, comentó que aunque no hay un número establecido de trabajadores o de ingresos para que una compañía pueda tener su propia universidad corporativa, “lo cierto es que normalmente es una empresa de grandes dimensiones la que crea (este centro educativo)”.

Por otra parte, detalló que la capacitación de los empleados se ha duplicado en la última década; por ejemplo en España hace 10 años recibían 30 horas de formación al año, mientras que ahora están recibiendo entre 50 y 60 horas.