Urge replantear politica industrial

Urge replantear política industrial
Por:

Por Karla Ponce

El desplome de la producción fabril este año es el peor que se ha registrado en tres décadas, razón por la que es urgente facilitar el comercio, reducir costos de logística, mejorar el ambiente de los negocios e inversión, además de fomentar la innovación y capacitación para incentivarla.

Miguel Marón, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la

Transformación (Canacintra), consideró que “con todos estos elementos, podríamos contar con una verdadera Reforma Industrial Integral que impulse la competitividad nacional y promueva el crecimiento sostenido”.

Advirtió que esta es un acción urgente de concretar o “tendremos que resignarnos a que el país, en el futuro cercano, sea sólo comercializador de productos extranjeros” debido a que las condiciones competitivas del entorno no incentivan la actividad productiva.

“Tenemos que replantear la estrategia industrial del país, por lo menos para los próximos 30 años, en donde se incorporen instrumentos específicos para alcanzar un crecimiento económico sostenido que garantice un cambio profundo hacia la competitividad”.

Indicó el abasto, calidad y precios adecuados en las tarifas eléctricas, es uno de los rubros pendientes, ya que en algunas horas, sus precios resultan prohibitivos, elevan los costos y marginan a las empresas de toda posibilidad de competir.

Manufacturas, lo prioritario. De acuerdo con el líder industrial, el sector manufacturero es por su nivel de producción y empleos generados un elemento decisivo para recobrar el crecimiento del país por lo que se debe apoyar en mayor medida.

Explicó se requiere impulsar una reestructuración manufacturera tendiente a promover su vinculación con el resto de la economía mediante una mayor utilización de insumos intermedios producidos localmente así como incentivar de manera generalizada la innovación tecnológica y el desarrollo de la productividad del trabajo.

Sufriendo y contando…

Los números negativos en la actividad industrial mantienen una trayectoria a la baja de dos dígitos desde agosto del año pasado, pero su velocidad ha descendido.

Salomón Presburger, presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), señaló que los números reflejan “la industria ha comenzado a remontar la cuesta recesiva”. Aceptó que recuperar el terreno perdido no será una tarea sencilla, ni de corto plazo. “El daño recibido por la planta industrial ha sido de gran magnitud. Su recuperación será lenta y gradual”.

Indicó la caída de 11.5% en la producción fabril durante el segundo trimestre del año, anticipa que la contracción de la economía en su conjunto rondará el 10.7%, caída que será una de las más profundas que haya registrado la economía mexicana en las últimas décadas, por lo que concluyó: “hacia adelante queda el trabajo colectivo a favor de la reanimación paulatina del aparato productivo”.

asc