El continente cuenta con una gran riqueza histórica

¿Dónde viajar a Europa cuando llegue ETIAS?

Descubre los museos, parques, y monumentos que puedes visitar cuando se habilite el permiso obligatorio de viaje electrónico, conocido como ETIAS

Castillo de Liubliana-Viajes-Europa
ETIAS será un permiso obligatorio de viaje electrónico para viajar a Europa.Foto: Especial
Por:

Europa es una región con una gran riqueza histórica, cultural, y natural. El continente europeo atrae cerca de 140 millones de turistas extranjeros cada año. Cuando llegue ETIAS, viajeros de 62 países, México incluído, podrán obtener su autorización de viaje electrónica para visitar los países de Europa y sus capitales. Existe una abundancia de opciones, y nosotros le contamos dónde viajar en el Espacio Schengen en el futuro próximo.

Por su naturaleza, las capitales en Europa tienen varias cosas en común. Cuentan con excelente transporte público que permite a locales y extranjeros moverse con facilidad. Ofrecen una variedad de restaurantes, bares, y cafés. En cualquier capital encontrará museos, parques, y monumentos. Descubra la singularidad de algunas de las capitales eruopeas que merecen la pena visitar. 

Arquitectura inusual en Oslo, Noruega

Oslo ofrece la perfecta combinación de vida de ciudad y la cercanía con la naturaleza. En 2019 se reportó que el centro de la ciudad se convertiría en una zona libre de autos para mejorar el tráfico y proteger el ambiente. Recibió el Premio Europeo de Capital Verde el año pasado por todos sus esfuerzos para conservar sus áreas naturales y disminuir la contaminación.

Más allá de su lucha contra el cambio climático, Oslo se reinventa y renueva a cada instante. Varios edificios antiguos han sido restaurados. La impresionante Ópera de Oslo, hecha de vidrio y mármol, parece un iceberg. Lo que la hace única es que los visitantes pueden cruzar el techo y mirar hacia adentro, pudiendo apreciar los ensayos. La architectura de Oslo es capaz de cautivar a cualquiera. Además se puede visitar la zona del muelle dónde se encuentran doce edificios estrechos que se conocen como Bjorvika Barcode (Distrito Código de Barras).

Durante una visita en Oslo, merece la pena visitar por lo menos uno de estos museos:

Museo de Barcos Vikingos, dónde se pueden apreciar barcos vikingos preservados.

Museo Fram, un espectacular museo para toda la familia perfecto para conocer más sobre la historia de Noruega

Kon-Tiki Museum, conserva embarcaciones y objectos obtenidos en las expediciones the Thor Heyerdahl (aventurero y etnógrafo noruego) 

Si la arquitectura o los museos no son de su interés, Oslo ofrece además arte, cultura, y una gastronomía muy variada y a distintos precios. Para ir de compras, acerquése a la calle Karl Johan, detrás del Palacio Real.

Ciencia y Copernico en Varsovia, Polonia

Varsovia no será tan famosa como París o Berlín, pero es en definitiva una capital europea que merece toda nuestra atención. Junto al río Wisla, encontrará un edificio elegante y muy elaborado: el Centro de Ciencias Copérnico. Considerado uno de los museos de ciencia más creativos e innovadores en toda Europa. Es un lugar idóneo para todo tipo de público, es dinámico e interactivo. Además de aprender sobre el gran astrónomo polaco, se puede visitar el museo Maria Skłodowska-Curie, y conocer el trabajo de esta gran mujer que ganó el premio Nobel de la Ciencia dos veces.

Dejando la ciencia de lado, el casco antiguo de Varsovia fue declarado como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. En 1944, quedó en las ruinas después de ser bombardeada durante la Segunda Guerra Mundila y el Levantamiento de Varsovia. Fue totalmente restaurado y reconstruído basándose en pinturas y fotografías. Si desea conocer más sobre el rol de Varsovia durante la Segunda Guerra Mundial puede también visitar el Museo del Levantamiento de Varsovia. Aquí se ha documentado en detalle la brutalidad de la guerra y la valentía de los polacos.

Para maravillosas vistas de la ciudad, acerquése al Palacio de Cultura y Ciencia. Para el deleite de su paladar no deje de probar pierogi, zrazy, mizeria, o un zapekanki.  

La Gran Belleza, Roma en Italia

Con su película La Grande Bellezza, Paolo Sorrentino rinde homenaje a una de las ciudades más hermosas y emocionantes de Europa. Roma es cautivadora, sexy, y a la vez clásica y moderna.

Según la leyenda, Roma fue fundada por Rómulo y Remo en año 753 a.C. y desde un principio fue la capital la República, el Imperio, y a partir del siglo IV, del cristianismo. Su patrimonio es inigualable y no puede faltar una visita al Coliseo Romano, una de las nuevas maravillas del mundo.

Gracias a que la capital italiana tiene acceso a mucha agua existe un sinnúmero de fuentes. Durante el Renacimiento y la época Barroca los papas mandaron construir fuentes por toda la ciudad. La Fontana de Trevi, una de las más famosas del mundo, fue mandada a construir por el papa Clemente XII. Otras fuentes extraordinarias incluyen a la Fuente de los Cuatro Ríos de Lorenzo Bernini o la Fuente de la Barcaza, por Piertro Bernini, situada en la Plaza España.

Además de lugares históricos, Roma es el lugar ideal para ir de compras o para deleitar su paladar con la gastronomía italiana. No olvide pedirse un espresso y así saborear el café en su máxima expresión.  

La ciudad del dragón, Liubliania en Eslovenia

Seguramente ha escuchado hablar poco de la capital de Eslovenia, Liubliania. Sin embargo, vale muchísimo la pena visitar esta ciudad que posee un entorno verde y llamativo, arquitectura singular, y calles pobladas de cafeterías, bares, y restaurantes con amplias terrazas. Al ser una capital pequeña, en contraste con otras capítales europeas, podrá recorrerla a pie con facilidad.

En el año 2000 a.C. llegaron los primeros pobladores y construyeron viviendas apiladas. La entonces llamada Emona fue una de las ciudades más importantes del Imperio Romano, y aún se puede apreciar esta herencia a día de hoy. El casco antiguo posee calles estrechas que exhiben restos de la época medieval.

No puede faltar una visita al Castillo de Liubliana, el cuál se alza sobre un pequeño macizo en medio de la ciudad. Además de explorar el castillo, se puede relajar en alguno de sus bares. Suba al castillo con un funicular, que le ahorrará 20 minutos de caminata.

Otras atracciones incluye el Puente de los Dragones, que hace referencia al mito del origen de la ciudad. Se cree que Jasón y los Argonautas derrotaron a un enorme dragón el cuál se ha convertido en un símbolo de Liubliana. 

Una joya escondida, Bratislava en Eslovaquia

Situada en Europa central, Brastilava conquista a cualquier visitante. En esta capital europea encontrará tradición, arte, cultura, historia, y vida nocturna.

Bratislava es una joya escondida con una ubicación estratégica. Situada en el río Danubio, se puede acceder con facilidad y dar paseos en barco. Está muy cerca de Viena, solamente a 55 kilómetros.

Las murallas de la ciudad y la impresionante Puerta de San Miguel fueron esenciales durante el siglo XIII. Bratislava cuenta con una arquitectura que abarca desde el gótico, el rococó, el renacimiento y hasta el neoclásico. Puede optar por seguir la ruta de coronación de los reyes húngaros que esta marcada en placas con coronas doradas clavadas en adoquines.

Su historia está marcada por un período en el cual Eslovaquia fue dominada por el comunismo. Durante el socialismo muchas áreas de la ciudad fueron cambiadas, lo cual se puede observar al recorrer sus calles.

En los últimos años se ha convertido en un paraíso para los amantes de la buena comida. Su cultura de cafeterías compite perfectamente con otras capitales del mundo. Su gastrononmía ha heredado matices de una historia compartida con Hungría y Austria. Las opciones varian, pero para algo tradicional se puede optar por una sopa de goulash o un escalope austriaco.

Blava, como la conocen los jovenes locales, es hogar de la cultura. El Teatro Nacional Eslovaco, una de las instituciones más importantes de Eslovaquia y fundada en 1920. Ofrece grandes espectáculos: ballet, teatro, y conciertos musicales.

A finales de 2022, el permiso electrónico de viaje ETIAS será un requisito de viaje para ciudadanos mexicanos que deseen ir a Europa. Obtener ETIAS será un proceso rápido y sencillo. Simplemente necesitará registrarse en línea y solicitar su ETIAS con un pasaporte válido.

ETIAS le permitirá visitar cualquier capital europea de países en el espacio Schengen. Tendrá una validez de 3 años consecutivos y otorgará a sus portadores estancias de hasta 90 días en la Zona Schengen. 

JVR