Neutralizan a Morena en la ALDF

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

Cuando inició la Legislatura, en medio de descalificaciones de Morena, y con el partido de AMLO convertido en primera fuerza, pocos vaticinaron algo distinto al desastre parlamentario.

Con el coordinador de Morena insultando a sus pares de otros partidos, un NO sistemático lo mismo al reparto de comisiones que de oficinas y a cualquier propuesta que no emanara de nuevo partido, y la negativa a sentarse a la mesa a tratar de construir acuerdos, no parecía haber demasiado espacio para albergar esperanzas sobre lo que vendría. Pero la realidad fue otra. Dos operadores, uno dentro y otro fuera de Donceles, hicieron que en apenas tres meses las circunstancias cambiaran y poco quedara de la parálisis legislativa que asomó la cabeza incluso antes de iniciados los trabajos de la nueva Legislatura.

Leonel Luna, coordinador del PRD y presidente de la Comisión de Gobierno de la ALDF, y Héctor Serrano, secretario de Movilidad capitalino —y líder de la tribu mancerista, Vanguardia Progresista—, lograron para sorpresa de propios y extraños darle gobernabilidad a la Asamblea. El presupuesto salió en tiempo y forma, la Ley de Ingresos se aprobó por abrumadora mayoría, el Tercer Informe de Mancera transcurrió en calma y sin interrupciones, las comparecencias de los integrantes del GDF se dieron sin sobresaltos, se avaló por unanimidad el que el programa estrella del gobierno capitalino —Médico en tu casa— se convirtiera en Ley. También por unanimidad todos los partidos firmaron un punto de acuerdo para que la ALDF fuera incluida en la discusión de la Reforma Política del DF y sus diputados pudieran ir al Constituyente, y hasta Morena presidió la Mesa Directiva durante noviembre en la figura de uno de los legisladores más beligerantes, Alfonso Suárez del Real.

Eso, en lo parlamentario, en lo político no fue la excepción. La “piedrita” en el zapato, el coordinador de Morena en la ALDF, César Cravioto, quedó disminuido hasta el punto de ser neutralizado, y parece tener los días contados al frente de la bancada. La insurrección al interior del grupo parlamentario de Morena dividió al partido de AMLO en tercios, entre quienes aún apoyan a Cravioto —no más de seis diputados—, quienes buscan darle un giro a la coordinación, que no ha hecho más que marginarlos de discusiones y acuerdos, y quienes todavía no definen con qué bando se quedarán.

Así, pues, el panorama en la ALDF cambió radicalmente al que se vislumbraba hace tres meses. Leonel Luna y Héctor Serrano no sólo disminuyeron a Morena y tomaron las riendas en Donceles, sino que tejieron los puentes conJorge Romero, del PAN, e Israel Betanzos, del PRI, para tener bajo el brazo la gobernabilidad del órgano parlamentario. A la “chiquillada” ya la tenían consigo.

La película cambió. Y, para 2016, la correlación arrancará distinta a la que vimos a inicios de septiembre en
la Asamblea.

  Off the record… Demasiados tiradores entre senadores del PRD para ir al Constituyente de la Ciudad de México. En el otro extremo, más espacios que interesados en el PRI.

*Esta columna baja la cortina de 2015 y se va de vacaciones. Nos encontramos el 4 de enero. ¡Felices fiestas!

m.lopez.sanmartin@gmail.com
Twitter:
@MLopezSanMartin

Latest posts by Manuel López San Martín (see all)