• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Neymar, tirado en el césped, durante los cuartos de final de Rusia 2018. Foto: Especial
Neymar, tirado en el césped, durante los cuartos de final de Rusia 2018. Foto: Especial

En medio de las críticas por la cantidad de veces que dramatizó o fingió faltas durante el Mundial de Rusia 2018, el delantero brasileño Neymar aprovechó su aparición en un comercial para confesar que, en efecto, algunas de sus acciones fueron exageradas, pero que realmente sufre dentro de la cancha.

“Bloqueos con los botines en la pierna, rodillazos en la columna, pisotón en el pie. A veces reconozco que exagero. Pero es real que sufro dentro del campo. Ahora, de verdad, usted no imagina lo que pasó fuera de él”, aseguró en el anuncio.

Con imágenes en blanco y negro, el jugador del París Saint- Germain excusó su comportamiento de niño “malcriado” al asegurar que sigue sin aprender a controlar sus frustraciones, pues quiere “mantener vivo a su niño interior”.

“Cuando parezco malcriado, no es porque soy un chico mimado, es porque todavía no he aprendido a frustrarme. Dentro de mí todavía existe un niño. A veces él encanta al mundo y a veces irrita a todo el mundo. Mi lucha es para mantener a ese niño vivo, pero dentro de mí y no dentro del campo”, aseguró Ney en el video titulado Un hombre nuevo cada día.

Para finalizar su discurso, el 10 de Brasil declaró en tono dramático que tal vez todos creen que fueron demasiadas sus caídas, pero en realidad no se cayó en Rusia 2018, sino que “me desmoroné”.

am