• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El delantero en un entrenamiento de Brasil, ayer. Foto: Reuters

Después de un gris debut contra Suiza (1-1), la selección de Brasil encendió los focos rojos luego de que Neymar Jr. saliera cojeando a los 10 minutos de haber iniciado el entrenamiento por un fuerte dolor en el tobillo derecho, mismo en el que sufrió un esguince hace cuatro meses con el PSG.

Gráfico: La Razón de México

Durante una jugada en el calentamiento, el 10 de la verdeamarela interceptó un pase de Thiago Silva y, tras atrapar el esférico, comenzó a cojear y de inmediato se llevó la mano al pie derecho. Con una evidente cara de frustración, tuvo que abandonar la cancha de juego acompañado por el fisioterapeuta Bruno Mazziotti.

Sin embargo, con la intensión de disminuir las alarmas, la CBF lanzó un comunicado en el que explicó que, tras ser examinado por los servicios médicos, el jugador del PSG no sufre ninguna lesión, aunque sí varios golpes que le propinaron durante el partido ante Suiza.

“Neymar se retiró del entrenamiento por un dolor en el tobillo derecho, consecuencia del número de faltas que recibió ante Suiza. Es normal que le duela porque le dieron muchas patadas, pero mañana estará en el entrenamiento y el viernes ante Costa Rica”, señaló Rodrigo Lasmar, doctor de la selección de Brasil.

  • El Dato: Neymar sufrió un esguince en el ligamento externo del tobillo y una fisura del quinto metatarsiano que lo marginó de la UCL.

Unos minutos después, en una conferencia de prensa en Moscú,  Philipe Coutinho hizo mención de las molestias que presentó su compañero Neymar durante la concentración y reiteró que el astro sólo siente un poco de dolor, pero que se encuentra bien. “Es normal. Recibe muchas faltas y muchas patadas”, manifestó el también jugador de FC Barcelona.

“En el partido contra Suiza pudimos haber trabajado mejor el balón, rotar posiciones, tocarlo sin ansiedad. Contra Costa Rica, el viernes, tenemos que volver a jugar con alegría”, manifestó al término del entrenamiento.

Cabe señalar que en el encuentro de arranque en el Mundial de Rusia 2018, correspondiente al Grupo E, ante su similar de Suiza, Neymar también salió cojeando del estadio de Rostov del Don luego de  haber recibido diez de las 19 faltas sobre su equipo, un récord que no se veía en una Copa del Mundo desde Francia 1998.

En esa justa mundialista, el delantero inglés Alan Shearer fue el último jugador al que se le registraron tantas infracciones, al ser parado con 11 faltas en el partido contra la selección de Túnez  en el que Inglaterra se impuso 2-0 en fase de grupos.