• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Policías resguardan inmueble, donde se encuentra el grupo del organismo. Foto: Especial
Policías resguardan inmueble, donde se encuentra el grupo del organismo. Foto: Especial

Un día después de calificar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) como “genocida”, el presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ordenó la salida de la misión del Alto Comisionado de Derechos Humanos de este organismo que acudió a la nación para evaluar la situación, en medio de la represión contra manifestantes.

La presidenta del Centro Nicaragüense de los Derechos Humanos (CENIDH), Vilma Núñez, confirmó que la misión recibió la notificación para abandonar el país en un plazo de dos horas, esto luego de que fuera la propia administración de Ortega la que le abriera la puerta hace dos meses.

“Absurda, insólita y desesperada”, consideró la medida la activista; además señaló que ésta refleja un mensaje “gravísimo” sobre los derechos humanos, luego de cuatro meses de protestas que han dejado más de 300 muertos, de acuerdo con organizaciones de esta nación; mientras que el obispo nicaragüense Silvio Báez, ve en la expulsión “un acto irresponsable”.

Al respecto, el canciller nicaragüense de Relaciones Exteriores, Denis Moncada, comunicó que debido a que cesaron las razones, causas y condiciones por las que se invitó a la agencia, determinó dar por concluida la visita. En una misiva les explicó que su presencia “ya no es necesaria”.

Tras recibir la notificación, el representante del Alto Comisionado, Guillermo Fernández Maldonado, indicó que pese a su salida, continuarán el análisis de la situación desde Panamá.

La confrontación ocurre dos días después de que el ACNUDH publicó su informe, sobre la grave represión del gobierno nicaragüense, en el que denuncia “uso excesivo de la fuerza” y continuas violaciones a los derechos humanos, y advirtió que el “régimen golpista” no se ha hecho responsable de los crímenes.

Tras los hechos, el embajador de Estados Unidos ante la Organización de Estados Americanos (OEA), Carlos Trujillo, escribió en Twitter que “el gobierno de Nicaragua sigue aislando a la comunidad internacional. Hecho que no ayuda a su causa”.

  • El Dato: Pese al plazo que el gobierno dio a los representantes de la ONU, se prevé que la delegación salga del país este sábado.

Suspende UE apoyo en rechazo a represión

La Unión Europea suspendió la cooperación policial de 10 millones de euros, que otorgaba a Nicaragua debido a la represión que ha dejado más de 300 muertos.

Durante su visita a Costa Rica, el presidente español, Pedro Sánchez, confirmó la medida.

Desde hace unos meses Europa notificó al régimen de Daniel Ortega que dejaría de brindar la aportación contra el narcotráfico al señalar que por la situación que vive el país centroamericano no se puede continuar con el proyecto.

Hasta el momento, la colaboración que inició desde 2013 ha brindado 10 millones de euros, de los cuales restan por aplicar 3.5 millones.

Sin embargo, Sánchez indicó que su administración prevé mantener apoyo económico, pues el objetivo es beneficiar al pueblo nicaragüense y no a la gestión de Ortega.