Noche de ángeles y demonios

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  
4adele.jpg

El mito y la historia se juntan en la noche en que supuestamente a Belisario Domínguez le cortaron la lengua. En el texto dirigido y escrito por David Olguín, el Dr. Aureliano Urrutia, un científico eminente, catedrático de cirugía de la Universidad Nacional, llega a ser Ministro de Gobernación durante la presidencia de Victoriano Huerta e implementa, desde el poder, un aparato de terror y un mecanismo de exterminio de opositores bajo la idea de una especie de cirugía social.

La noche del 7 de octubre de 1913, “El Matarratas”, apodo de José Hernández, uno de los esbirros de la Policía Reservada de entonces, conduce ante el ex ministro de Gobernación a otro más de los condenados a muerte en aquella oscura noche de nuestra historia: Belisario Domínguez, también doctor, y para entonces senador de la República.

El mito cuenta que Belisario perdió la lengua esa noche en el sanatorio del doctor Urrutia y murió desangrado. Pero más allá de los acontecimientos históricos o de la reconstrucción historicista, La lengua de los muertos es una obra que, con las actuaciones de Humberto Solórzano, Rodolfo Guerrero y Gerardo Taracena, reflexiona sobre aspectos que atañen a la ética y a la política contemporáneas, ¿Qué ocurre con la inteligencia en el poder?

fdm

Compartir