• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Miembros del Estado Mayor le impidieron al legislador dar “portazo”. Muñoz Ledo pasó a un lado de su compañero, quien lo criticó. Foto: Cuartoscuro
Miembros del Estado Mayor le impidieron al legislador dar “portazo”. Muñoz Ledo pasó a un lado de su compañero, quien lo criticó. Foto: Cuartoscuro

Abriéndose paso entre la gente, Gerardo Fernández Noroña llegó a donde quería llegar. A las líneas de los periódicos… a la imagen de las televisoras, pasando por la entrada al Palacio Nacional.

Armando un escándalo ahí. Sabía que era tierra fértil para sembrarlo. Conoce de temporales… y los nubarrones anunciaban que ayer iba a llover.

Se la apreciaba sonriente, satisfecho, como quien ofende sin ofender… incitando en boca de sus huestes acompañantes los insultos contra Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres. De traidores y lacayos no los bajaron. “Muy mal diputado Muñoz Ledo, muy mal Martí”. Fue lo más que profirió a Porfirio… fue lo más que martilló a Martí.

Entre gritos y empujones, cinco elementos del Estado Mayor cobijaban del previsible escenario a los presidentes de las mesas directivas de la Cámara de Senadores, Martí Batres, y de Diputados, Porfirio Muñoz Ledo. No se ocupó Noroña de tener mucho pero mucho cuidado con este hombre. Tirarlo a los 85 años, podría derivar en una consecuencia penal.

Gerardo Fernández Noroña no pudo lo que nunca quiso en realidad: ingresar a Palacio Nacional, donde el Presidente Enrique Peña presentaría su sexto y final mensaje.

La gente que ‘coincidentemente’ se encontraba a las puertas del Palacio reclamaba con insultos de pulquería e instruía: “es diputado electo, déjenlo pasar”, “que pase Noroña también”.

Por ello, Noroña se alejó sólo unos cuantos metros de la entrada… flanqueado por sus ‘espontáneos admiradores’… posándose donde casualmente estaban esos medios de comunicación capacitados para cubrir también la fuente de espectáculos, y reprochó como “ofensa enorme” que sus compañeros de lucha ahora gocen de privilegios con “ceremonias infames”.

Me parece muy grave que dos compañeros de lucha acaben de ingresar por la puerta central de Palacio Nacional para un remedo de informe, me ofende profundamente que Martí Batres y Porfirio Muñoz Ledo usen este aparato”

Gerardo Fernández Noroña

Diputado federal del PT

“Me parece muy grave que dos compañeros de lucha acaben de ingresar por la puerta central de Palacio Nacional para un remedo de informe, los dos vieron la agresión a mi persona, a un compañero y a un diputado federal, me ofende profundamente, profundamente que Martí Batres y Porfirio Muñoz Ledo usen este aparato. Se ha hablado de fuera privilegios, ya basta a estas ceremonias infames que con dinero público pretenden encumbrar a quien ha ensangrentado al país, vean nada más todo el aparato que han montado para evitar mi ingreso y los dos compañeros han ingresado a esta farsa de informe siendo testigos de la agresión física a mi persona a pesar de ser diputado federal”. Un ser superior, quiso decir. Pero privó la sensatez.

Una vez que se tranquilizó, volvió a hablar al micrófono, donde explicó que pidió al jefe del Estado Mayor el ingreso y le recordó que jamás violentó el acto. Reclamó que se le negara el acceso porque no estaba en la lista de invitados, pues enfatizó que ni Muñoz ni Batres presentaron algún gafete que los identificara. Todo indica que entraron por ser conocidos. Así como otros no entraron… por la misma razón.

“No sabía que a las reuniones de Informe, un legislador tenga que ser invitado. Si es una reunión de amigos, tienen derecho de invitarme o no. Pero si este es el informe, es mi obligación estar aquí”.

“El pleito, la diferencia, es con Enrique Peña Nieto, pero hoy se han sumado dos voces a defenderlo, se han sumado dos voces a ser sus lacayos. Y me duele profundamente que esas voces sean mis compañeros, Porfirio Muñoz Ledo y Martí Batres. Reto a Porfirio y a Martí a leer el artículo 69 constitucional. Un sociólogo reta a dos abogados. Yo les explico. El informe se le da al pueblo en el Congreso de la Unión, es una pena que Porfirio Muñoz Ledo y Batres asistan a este tipo de reuniones privadas”. Dijo. Cumpliendo un sueño… el sueño de todo político mexicano: dar un grito en septiembre. En Palacio Nacional. Aunque sea afuera.

  • El Dato: Respecto al reclamo del diputado Fernández Noroña, el presidente de la Mesa Directiva de San Lázaro, Porfirio Muñoz Ledo, justificó: “así es Gerardo, así es”.