Especialistas en demolición al quitar las varillas que formaban parte de un pilar, ayer. Foto: Especial

Las demoliciones de los edificios dañados por el sismo comenzaron ayer. El primero de ellos fue el ubicado en Edimburgo número 4, en la colonia Del Valle, en la Benito Juárez. De la torre de siete pisos sólo quedan escombros que son removidos por personal de la Secretaria de Obras y Servicios (Sobse) y de la demarcación.

Al lugar llegaron 300 trabajadores que apuntalaron la planta baja del edificio y, una vez que estaban seguros, comenzaron a sacar restos de puertas, ventanas y antenas de televisión, para dejar al final los escombros, los cuales fueron retirados con excavadoras.

Al quedar sólo la estructura del edificio: la losa del segundo piso y los pilares que soportaban el peso, éstos fueron removidos. Con mazos, una veintena de trabajadores quitó el concreto, mientras que dos vehículos Bobcats deshicieron los castillos del inmueble.

  • El Dato: El jefe de Gobierno informó ayer que son 163 carpetas de investigación las que se han iniciado tras el sismo.

Antiguos residentes de la torre observaron con nostalgia cómo desaparecía entre el polvo una parte de su vida. El edificio contaba con un seguro, por lo que sus exhabitantes tendrán con las facilidades para hallar un nuevo hogar.

“Es difícil ver cómo se va una parte de tu vida, yo viví aquí muchos años y aunque sólo hay pérdidas materiales no deja de ser triste”, comentó la señora Julieta, quien habitaba en el cuarto piso y al momento del temblor estaba trabajando a sólo unos kilómetros del lugar.

Ángel Luna Pacheco, director de Protección Civil de la demarcación, explicó que la demolición y la recolección del cascajo llevará tres días, toda vez que se debe tener precaución para evitar dañar los edificios aledaños.

El funcionario confirmó que en la misma zona se demolerán las edificaciones de Escocia 29 y 3, así como una ubicadaen Enrique Rébsamen esquina con la calle Morena.

Por su parte el titular de la Sobse, Edgar Tungüí, dijo que para la demolición de las viviendas dañadas por el sismo no se utilizarán explosivos.

Donde sea posible se usará maquinaria y en otros casos el retiro de escombros prácticamente se hará a mano, por lo que no habrá cantidades exageradas de polvo, aseguró el funcionario local.

Tras señalar que en estos momentos se realizan algunos levantamientos y mediciones topográficas, indicó que es importante revisar la verticalidad de los edificios que están por demolerse, así como las estructuras aledañas, para cuidarlas durante todo el proceso.

Explicó que de forma paulatina se harán trabajos de desmantelamiento de cancelerías y el retiro de vidrios, y se irán desmontando fachadas para después continuar con la demolición estructural de cada uno de los elementos de los edificios, trabajos que espera concluyan en menos de un año.

“Hay tres puntos de seguridad que nos interesa mucho cuidar: desde luego, la seguridad de los trabajadores que tendremos allá adentro haciendo las demoliciones; dos, la seguridad de la gente que transita por la zona, y tres, la seguridad de los edificios que están aledaños a los que serán demolidos”, comentó el funcionario capitalino.

Sobre el tiempo que tomará el desmantelamiento, Tungüí indicó que va a variar de acuerdo con cada inmueble; sin embargo, señaló que para finales de año se prevé que estén demolidos todos los que así lo requieran en la capital del país.

En total serán 13 los inmuebles que serán destruidos al presentar daño estructural irreparable, reveló el Gobierno de la Ciudad de México.

El pasado martes, Patricia Mercado, secretaria de Gobierno de la CDMX, manifestó que esta lista de 13 podría crecer ya que aún no se cuenta con un registro exacto de los inmuebles con semáforo rojo y menos de los que sólo necesitarían una reparación estructural.

Ubican en app los inmuebles afectados

El Jefe de Gobierno, Miguel Mancera, presentó la base de datos digital Plataforma CDMX, en la que se podrá consultar el estado que guardan los edificios que resultaron con daños por el 19 de septiembre.

Informó que hay 308 inmuebles ubicados en semáforo amarillo, esto significa que tienen daños severos, no estructurales, pero que deben ser evacuados para las reparaciones correspondientes. Señaló que éstos fueron asignados a los organismos empresariales del sector inmobiliario y de la construcción que ofrecieron hacerse cargo sin costo para sus propietarios ni el Gobierno local.

Precisó que la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios se hará cargo de 241 inmuebles, la Cámara Nacional de la Industria de Promoción y Desarrollo de la Vivienda reparará 30 y 37, la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción.

En estas edificaciones se colocará el sello “Reconstrucción y recuperación CDMX” para que sean identificados.

Las asociaciones contactarán a los propietarios, harán el estudio de los trabajos requeridos, obtendrán las autorizaciones e iniciarán la intervención.