• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Luis Castro (centro) en conferencia el pasado 3 de agosto. Foto: Especial
Luis Castro (centro) en conferencia el pasado 3 de agosto. Foto: Especial

El presidente del Partido Nueva Alianza (Panal), Luis Castro Obregón, aseguró que aún no está cantada la pérdida del registro, ya que están en proceso las resoluciones por las impugnaciones distritales de Chiapas, Puebla y San Luis Potosí y la posible anulación en Xalapa, como lo determinó en su momento la sala regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

“Estamos en una fase en la que se van a calificar nuevas impugnaciones de diputados y senadores sobre las que se presentaron en la Sala Superior”, dijo en entrevista con La Razón.

El líder partidista precisó que el faltante de votos para que el Panal alcance su registro es de 220 mil sufragios, para lo cual se requerirá la anulación de, cuando menos, dos distritos.

Expuso que de confirmar la Sala Superior la anulación distrital en Xalapa, esto implicaría que el INE convoque a elecciones extraordinarias, y esto se prevé no serían antes de noviembre próximo, pues el Tribunal Electoral tiene hasta el próximo 23 de agosto para resolver las impugnaciones pendientes sobre la elección de diputados y senadores.

  • El Dato: El TEPJF desechó el viernes 516 recursos que presentó el partido contra el proceso.

Asimismo refirió que para mantener su registro nacional se presentaron 146 juicios de inconformidad para la anulación de casillas y recuento de votos. En varios de estos recursos, el partido acusó violencia en distritos electorales para senadores y diputados; sin embargo, los magistrados refirieron que los argumentos no fueron suficientes, por lo que declararon infundadas las quejas.

Castro Obregón dejó en claro que “conservando el registro o no, nos van a ver en las elecciones de 2021. Eso implicaría reconstruir (al partido) a partir de enero del próximo año”.

En otro tema, al afirmar que fue uno de los partidos con menor sanción recibida por fiscalización de parte del Instituto Nacional Electoral (INE), lo que confirma su buen comportamiento como partido, aseguró que es insuficiente la propuesta de reducir 50 por ciento las prerrogativas a los partidos políticos.

“Si solo bajan financiamiento público y no baja el tope de campaña entonces va a aumentar el financiamiento privado debe fiscalizarse”, agregó.