Nuevo presidente amenaza la libertad de expresión, alerta director de Washington Post

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

En Madrid

Martin Baron, director de The Washington Post, visitó Madrid para participar en el foro “Conversaciones con…” que organiza la Universidad de Navarra donde, además de hacer un repaso a los retos a los que se enfrenta la prensa, subraya una amenaza extra: Donald Trump. Baron asegura que el nuevo presidente requiere de un despliegue extra de medios “para contrarrestar las falsedades” que divulga.

Trump declaró la guerra a los medios. ¿Estará en peligro la libertad de expresión e información en los próximos cuatros años? La libertad de expresión en Estados Unidos está en juego. Tenemos que esperar un poco más a ver cómo trabaja la nueva Administración porque acaban de instalarse en la Casa Blanca. Trump aseguró que hay una guerra entre él y los medios, pero la verdad es que nosotros no estamos en ninguna guerra contra el presidente, sólo tratamos de cubrir su Administración. Él dijo que somos deshonestos, sus enemigos, escoria y el peor tipo de ser humano. Lo que quiere es deslegitimar a los medios tradicionales y trata de deshumanizar a los medios. Esto me preocupa mucho porque la prensa tiene un papel fundamental en una democracia y sin la libertad de expresión ni de información no hay democracia.

¿Deben hacer autocrítica los medios estadounidenses por el trabajo durante la campaña? ¿Por qué fallaron sus sondeos? Estoy orgulloso del trabajo que hicimos durante la campaña. Investigamos a los candidatos, de Trump comprobamos que no donaba tanto a la caridad como él decía e incluso publicamos el vídeo que durante semanas amenazó su campaña. En relación con las encuestas hay diferencias entre las nacionales y las realizadas por los estados. En las primeras acertamos. Clinton ganaba por cuatro por ciento el voto popular, y así fue. Sin embargo, en estados como Pensilvania, Wisconsin y Michigan ganó por un margen de 80 mil votos. Fue un fracaso de las encuestas en esos estados y en algún otro. Pero a nivel nacional no fallaron.
Lo que vamos a hacer ahora en el periódico es aumentar el número de periodistas que cubren informaciones fuera de Washington, hay que salirse e la burbuja de la capital pare entender cuál es el sentimiento de todas las personas del país.

¿Cuál sería su reacción si recibe la llamada de Trump para impedir que se publique alguna información sobre él? Estoy listo para recibir su llamada. Nosotros vamos a seguir haciendo nuestro trabajo. No me importa la presión de los políticos ni del Gobierno. Tenemos la obligación de contar la verdad y destaparla.

Ustedes tuvieron acceso al controvertido dosier ruso que comprometía a Trump, pero no lo publicaron. ¿Desvelarán algún detalle? ¿Podría conducirle al impeachment? Sí tuvimos acceso a ese material, pero contiene información que es muy difícil de contrastar, por eso no lo publicamos. No creo que este dosier pueda conducirle a un juicio político.

¿Cómo hará su medio frente al uso compulsivo de Twitter del nuevo presidente? Si la Casa Blanca cuenta mentiras, nosotros diremos la verdad. El presidente miente sobre el número de personas que asistió a su juramento, también sobre la presencia de votantes ilegales durante las elecciones… Las redes sociales ya han anunciado medidas para combatir noticias falsas. Pero también es cierto que hay mucha gente dispuesta a aceptar estas fake news, lo cual supone una seria amenaza para la democracia en nuestro país.