• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
El empresario Gustavo Jiménez muestra propuesta económica, ayer. Foto: Antonio López, La Razón
El empresario Gustavo Jiménez muestra propuesta económica, ayer. Foto: Antonio López, La Razón

El presidente de la compañía GBS Air Enterprises, Gustavo Jiménez Pons, es el primer interesado en comprar el avión presidencial José María Morelos y Pavón TP01.

Este jueves acudió a la casa de transición del Presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, para presentar una oferta por mil 900 millones de pesos.

“El precio de este avión nuevo es de 125 millones de dólares, que al tipo de cambio costó un millón 900 mil. Pensamos ofertar esa cifra, a pesar de su uso, para que pueda considerarlo”, indicó.

Dijo que es una exageración que se diga que costó hasta cuatro mil millones.

“Eso no vale ni nuevo o equipado de lujo. Costó 125 millones 45 mil 800 dólares”, aseguró sobre el modelo Boeing 787-8 Dreamliner, que sería incorporado como taxi aéreo.

“Nosotros nos dedicamos a los viajes ejecutivos y será utilizado para eso o para viajes de otros dignatarios de países que no poseen avión presidencial”, agregó.

Gráfico: La Razón de México

El empresario llevó a la oficina de AMLO su propuesta por escrito, en la que ofrece, además, que Obrador pueda rentar la aeronave a bajo costo, a cambio de permitir que ésta continúe alojada en el hangar presidencial.

“Si ellos aceptan que se pueda mantener en el hangar presidencial, pues valdría la pena tener la oportunidad de hacer negocio”, añadió.

Jiménez Pons agregó que además del avión presidencial, están interesados en adquirir aeronaves de tipo gruman que son parte de la flotilla del Estado Mayor.

De acuerdo con Presidencia, el costo, incluyendo ingeniería, instalación de sistemas, adecuaciones de estructura, equipamiento de cabina, certificaciones y un paquete de refacciones, fue de 218.7 millones de dólares (cuatro mil 374 millones de pesos), que se pagaron a 13.5 pesos por dólar, dado que también se adquirió una cobertura del tipo de cambio.

  • El Dato: Cuando López Obrador tome posesión del cargo, aún no se habrá pagado la mitad del costo total de la aeronave.
Compartir