• Tamaño de fuente: A  A  A  A  
Roberto Azevedo, director general de la OMC.

El jefe de la Organización Mundial del Comercio (OMC) ha respondido a la amenaza del presidente Donald Trump, de abandonar la institución, advirtiendo que tal medida causaría caos a las empresas estadounidenses que operan en todo el mundo.

De acuerdo con Bloomberg, el jueves pasado, Trump advirtió que se retiraría de la OMC “si no dan forma”. El presidente también llamó al acuerdo de los 90, que establecía que el organismo “era el peor acuerdo comercial jamás realizado”.

  • El dato: Aunque EU es el país que más comercio ejerce en el mundo, también es el que más disputas comerciales tiene, según la OMC.

Roberto Azevedo, director general de la OMC, dijo que ya estaba trabajando con Estados Unidos y otros miembros para abordar algunas quejas comunes. Pero advirtió que una salida de Washington de las filas de la OMC tendría consecuencias caóticas para la economía global.

“Los escenarios no van a ser buenos para nadie”, dijo. “Estados Unidos representa alrededor de 11 por ciento del comercio mundial. Por lo tanto, abandonar la organización sería un golpe para la organización y también  para Washington.”

Especificó que tal medida dejaría a las empresas estadounidenses vulnerables a la discriminación y los nuevos aranceles en todo el mundo, si los miembros no pertenecientes a Estados Unidos ya no están sujetos a las normas de la OMC.

“Eso es lo peor que le puede pasar a una economía tan globalmente conectada como la economía estadounidense”, sosstuvo Azevedo. Trump deja claro que EU no escapará de su ira en el comercio por mucho tiempo

El crecimiento global sigue siendo fuerte, apuntó. Pero incluso antes de la última ronda de aranceles entre los estadounidenses y los chinos, la OMC estaba preocupada por el creciente proteccionismo en el mundo y Azevedo manifestós que “una serie de alarmas” están sonando.

Peor aún, las medidas proteccionistas “se están extendiendo muy, muy rápido”, señaló, y se espera que Washington avancen la próxima semana para imponer aranceles a otros 200 mil millones de dólares en importaciones de China.

Las dos mayores economías del mundo ya han impuesto aranceles a productos por valor de 100 mil millones de dólares desde julio, ya que las conversaciones no resolvieron las preocupaciones de Estados Unidos sobre las prácticas comerciales de China.

En particular, varios miembros distintos de Estados Unidos compartieron las preocupaciones de Washington sobre los problemas relacionados con China. Entre ellos se encuentran las deficiencias en las reglas de comercio mundial relacionadas con los subsidios industriales, la conducta de las empresas estatales y el robo de propiedad intelectual.

Señaló el acuerdo Rose Garden de julio entre Trump y el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, que incluía el compromiso de trabajar juntos y con otros países en las reformas de la OMC. También están en curso las conversaciones entre Washington, la Unión Europea y Japón en torno a sus quejas comunes sobre China, así como las discusiones entre la UE y China sobre sus relaciones comerciales y acerca de cómo reformar el sistema de comercio basado en reglas.

“Todo esto es, supongo, el comienzo o las semillas del tipo de conversación que necesitamos sobre cómo reformar la OMC”, apuntó. La principal queja de Trump a la OMC es que le da un trato injusto a Estados Unidos por disputas.

Compartir