Impuestos ambientales locales a minería, otro escollo

Más deuda pública otro síntoma del Covid-19
Por:

Oro por el que yo lloro… Un rubro esencial para el desarrollo de la industria es la minería, actividad que va mucho más allá de los metales y piedras preciosas.

Hoy, los productos derivados de ese sector forman parte de nuestras vidas. Sin ellos, las obras de infraestructura serían impensables, por la falta de varillas de acero, los aviones no podrían emprender un vuelo estable sin el uranio, y los circuitos de las computadoras no contarían con el aluminio para la conducción eléctrica.

Actualmente, las exportaciones de materias primas mineras son 9% del intercambio comercial en el mundo.

En ese contexto, América Latina es uno de los principales dínamos en la extracción de piedras y metales. Puntualmente, 61% del litio proviene de esta región, 39% de cobre, 32% de plata y níquel, 25% de estaño, 15% de hierro y plomo, y 11% de oro, por mencionar algunos…

Peligro, peligro… Sin embargo, una serie de peligros obstaculizan la viabilidad de la minería en AL.

Recientemente, la calificadora Moody’s, a cargo de Alberto Jones Tamayo, dio a conocer su estudio “Metals and Mining- Latin America”, mismo que destaca que las condiciones climáticas, la mala relación con las comunidades e interrupciones en las cadenas de producción podrían repercutir en el desempeño de las empresas que operan en ese sector en los próximos tres años.

De hecho, esa industria se ubica ya con riesgo moderado dentro del mapa de complejidad social que desarrolla la calificadora…

Picando piedra… De igual manera para México la minería significa 2.5% del PIB nacional, 8.3% del producto industrial y el empleo para arriba de 375 mil mexicanos.

Sin embargo, desde 2014 esa actividad muestra una marcada tendencia a la baja, dada la caída en la demanda mundial, la reducción en los precios de los commodities y la falta de certeza jurídica.

Lo anterior derivó en un desplome de las inversiones. Para este desquebrajado 2019 se proyecta que éstas rondarán apenas los 5 mil mdd; una baja de casi 40% vs el máximo alcanzado en 2011.

Además, los recursos para exploración se mantienen prácticamente estancados, lo que revela el recelo que persiste hacia el futuro.

La realidad es que en los últimos años, los conflictos locales por el uso de suelo y agua se han exacerbado, amén de que Moody’s hace ver que no existe un marco federal consistente para solucionar dichas disputas.

De igual forma en los próximos años las compañías mineras podrían enfrentar nuevos impuestos ambientales, luego de que la SCJN otorgó a los gobiernos locales la capacidad para establecer este tipo de gravámenes.

Hasta ahora, sólo Zacatecas ha fijado tasas de este tipo, pero no se descarta que otros estados podrían echar mano de estas medidas, máxime la apretada coyuntura fiscal.  Lo anterior podría acotar el flujo de inversiones y reducir el ritmo de esa actividad, que ya suma más de 10 meses de caídas consecutivas. Ups…

Otra baja de tasas a la vista

Este jueves… se dará a conocer el dato de inflación de octubre. Al detalle, se anticipa que dicho indicador podría ubicarse en 3.02%, en línea con el dato de septiembre de 3% y dentro de las expectativas del Banco de México.

Lo anterior abriría las probabilidades de una baja en la tasa de interés hacia un nivel de 7.50% antes de que concluya el año…