Más deuda pública otro síntoma del Covid-19

PUNTO Y APARTE 

  • Tamaño de fuente: A  A  A  A  

La vida no vale nada… En las últimas semanas la imparable propagación del Covid-19 se apoderó de los titulares, redes sociales y hasta memes.

La realidad es que más allá del ruido mediático las cifras de contagios y muertes siguen en aumento y podrían ser más elevadas de lo que se estima, dada la falta de exámenes.

En ese contexto, una enorme duda ennegrece el panorama para México: ¿Estamos preparados para hacer frente a una epidemia de esta envergadura?

Como se sabe, persisten enormes insuficiencias en el sistema de salud del país. Actualmente México ocupa la posición más baja de los países de la OCDE en la cobertura básica de servicios. El gasto sanitario gubernamental apenas representa 2.5% del PIB. Por cada mil personas apenas se cuentan con 2.9 enfermeros en servicio y 2.4 médicos, de los cuales muy pocos son especialistas en este tipo de padecimientos.

La salud es un tesoro, que lo vale todo… Además, como ya le comentaba sólo 2.8% de lo asignado a salud se destina a esquemas de prevención, es decir, que en términos per cápita el ISSSTE cuenta con sólo 390 pesos por beneficiario para ese fin, mientras que el IMSS tiene 98 pesos, lejos del promedio de mil 840 pesos que emplean naciones como Canadá, Reino Unido y Grecia para vacunas y prevención de enfermedades.

Puntualmente, Judith Senyacen Méndez, especialista del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (Ciep) hace ver que el programa presupuestario vinculado al seguimiento del Covid-19 es el de Vigilancia Epidemiológica a cargo de la Secretaría de Salud de Jorge Alcocer, la Dirección General de Epidemiología de José Luis Alomía y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades (Cenaprece) a cargo de Ruy López Ridaura.

Sin embargo, dicho esquema no está en el mejor estado. Mientras que en 2009 se ejercieron por esa vía unos 2 mil 159 millones de pesos para enfrentar al AH1N1, para este año se cuenta con un presupuesto de 533 millones de pesos, es decir, una cuarta parte…

Ahogado el niño a tapar el pozo… En ese sentido, la Cámara de Diputados recién aprobó la creación de un Fondo para la Prevención y Atención de la Emergencia por unos 180 mil 733 millones de pesos para enfrentar los daños económicos y de salud derivados por el Covid-19.

Si bien, la medida es necesaria ante las profundas implicaciones que podría traer la pandemia, la realidad es que lo anterior representará un enorme riesgo para las finanzas públicas.

Se plantea que una parte de dicho fondo saldría de los recursos no ejercidos de las prerrogativas de los partidos políticos. Sin embargo, en su mayoría se requerirá de la contratación de más deuda y un menor superávit, foco rojo para las agencias calificadoras. Es decir más complicaciones para la agresiva enfermedad…

Petroprecios desplome
sin paracaídas

El colapso… En medio del torrencial derivado por la guerra petrolera y el shock en la demanda por el coronavirus, los precios del llamado oro negro se mantienen en una franca caída.

La Mezcla Mexicana ya se ubica cerca de los 14.54 dólares por barril, su nivel más bajo desde 2002 y cerca de su peor cotización en los últimos 20 años que fue de 12.15 dólares por barril. Así que el petróleo sin paracaídas…

Compartir