Miércoles 24.02.2021 - 11:27

Antigüedades, chácharas y cachivaches

Fervor botanero
Por:

En el corazón del laberinto urbano se ubica el emblemático barrio de La Lagunilla. La intensa actividad comercial, en diferentes giros, ha sido su peculiaridad por generaciones. Los domingos, algunas de sus calles se convierten en el tianguis de las antigüedades, dedicado a la compra-venta de singulares artículos.

En este bazar al aire libre, que posee rasgos de museo, el precio de la mercancía es apreciativo, no aplican códigos de barras ni mercadotecnia. Lo que unos consideran un objeto de poco valor para otros puede ser una joya.

Las miradas curiosas siempre encuentran algo que enciende esa fascinación por lo viejo. Entonces, con el bullicio callejero como telón de fondo, surge el juego del regateo, en el que vendedores y compradores esgrimen sus habilidades negociadoras. Visitar La Lagunilla, con su rancio sabor chilango, es una experiencia que vale la pena vivir.

[caption id="attachment_950626" align="alignnone" width="696"] “Pregunte sin compromiso”. El tinglado está puesto para que conocedores y simples mortales se aventuren en busca de tesoros[/caption]