Expectativas de crecimiento 2020 y 2021

La rifa
Por:

Ya tenemos los resultados de enero de la Encuesta sobre las Expectativas de los Especialistas en Economía del Sector Privado, que el Banco de México levantó entre 38 grupos de análisis y consultoría económica, tanto nacionales como extranjeros. Las cifras que comento son la media de las 38 respuestas recibidas.

En materia de crecimiento, se espera que la economía crezca este año 1.00 por ciento y 1.64 el entrante. Lo bueno: se espera la recuperación del crecimiento. Lo malo: ese crecimiento, de lograrse, estará por debajo del crecimiento promedio anual que se registró entre 2001 y 2018, de 2.3 por ciento.

La expectativa de crecimiento para los próximos 10 años, 2021 a 2031, es de 2.15 por ciento, lo cual muestra que los economistas encuestados no contemplan la posibilidad de un mayor crecimiento de la economía que el registrado en lo que va del siglo XXI, el ya citado 2.3 por ciento. Si bien nos va, recuperaremos, después del “atorón” de 2019, un crecimiento mediocre, que no da, en términos de creación de empleos y generación de ingreso, para mucho.

A la pregunta por los principales factores que podrían obstaculizar el crecimiento de la economía, es la respuesta: gobernanza, con 51 por ciento de las respuestas; condiciones económicas internas, con 32; condiciones externas, con 9; finanzas públicas, con 6; política monetaria, con 3.

De 51 por ciento relacionado con la gobernanza, que tiene que ver con las tareas propias del Gobierno, en concreto hacer valer el Estado de derecho, 21 puntos porcentuales corresponden a problemas de inseguridad pública, 19 a la incertidumbre política interna, 5 a la corrupción, 4 a la impunidad, los restantes 2 a otros problemas relacionados con la falta de Estado de Derecho.

Lo anterior quiere decir que, en la visión de los economistas encuestados, el principal factor que podría frenar el crecimiento es un Gobierno que no cumple con sus tareas esenciales, aquÉllas a las que no puede renunciar sin dejar de serlo (convirtiéndose en un Estado fallido), siendo la más importante, garantizar la seguridad pública. ¿Por qué es el principal factor que podría frenar el crecimiento? Porque la inseguridad, en particular, y la ausencia del Estado de derecho, en general, le restan competitividad al país, definida como la capacidad para atraer, retener y multiplicar inversiones directas, que producen bienes y servicios; producción con la que se mide el crecimiento.

El 49 por ciento (58, en la encuesta de diciembre) de los encuestados considera que el actual no es un buen momento para invertir directamente en México; 38 por ciento (36, en la encuesta de diciembre) no está seguro;  14 por ciento (6, en la encuesta de diciembre) considera que sí lo es. Habrá que ver qué opinan los inversionistas, cuya versión conocemos por sus inversiones.