Coronavirus mexicanos, ¿quién está al pendiente?

Covid19: Por su curva los conoceréis
Por:
  • bernardo-bolanos

Se han encontrado 42 especies de virus potencialmente zoonóticos, es decir, transmisibles de otros animales a humanos, en 92 especies de mamíferos salvajes de 28 estados de México. Lo leo en un estudio de 2019, coordinado por la dra. Livia León Paniagua, y publicado en Transboundary and emerging diseases. Artículo aún virgen. Nadie lo ha citado. ¿Pero, alguien ha escuchado?

Equipos de científicos que vigilen los posibles lugares de surgimiento de nuevos virus serían nuestra mejor defensa contra la próxima pandemia. Vean el documental de ese nombre en Netflix.

En 2007, tras estudiar a los murciélagos de América del Norte, la dra. Kathryn V. Holmes y su equipo escribieron: “es posible que ocurra otra epidemia causada por un coronavirus emergente en el futuro. Al igual que en la epidemia de SARS, los murciélagos podrían desempeñar un papel en la futura aparición de coronavirus en humanos u otras especies. El aislamiento de coronavirus de murciélagos infecciosos y la dilucidación de los rangos de su huésped, las especificidades de los receptores y la diversidad genética ayudarán en gran medida a nuestra comprensión de su potencial para emerger”.

Respecto a los coronavirus específicamente mexicanos, en 2013 se publicó una investigación internacional liderada por el dr. Jesús Sotomayor Bonilla, de la Facultad de Medicina Veterinaria de la UNAM, que encontró: “en un muestreo de 606 murciélagos de 42 especies en Campeche, Chiapas y la Ciudad de México, identificamos 13 distintos coronavirus”.

Los científicos coinciden en que la perturbación de ecosistemas es la principal causa del surgimiento de nuevos virus. En el informe diario del 10 de abril, ante pregunta de la reportera Fanny Miranda, el subsecretario López-Gatell reconoció que estos micropatógenos aparecen por la invasión de áreas naturales donde reside la vida silvestre, cuando esas áreas deberían servir como amortiguamiento.

El dr. Didier Sicard, profesor emérito de medicina de La Sorbona, ha vinculado la actual pandemia de Covid-19 con la construcción de un tren de alta velocidad de China a Singapur: “lo que me sorprendió en Laos, donde a menudo voy, es que el bosque primario se está reduciendo porque los chinos están construyendo estaciones y trenes. Estos trenes, que cruzan la jungla sin precauciones de salud, pueden convertirse en vectores de enfermedades parasitarias o virales”.

¿Y el Tren Maya cruzando Calakmul? AMLO nunca escucha a los especialistas a tiempo y, al contrario, la investigación científica está sufriendo en su gobierno recortes que la ponen en serio peligro. Hoy, las cuevas de murciélagos ya se han convertido en una de las atracciones turísticas no oficiales de la Reserva de la Biósfera de Calakmul. La gente estaciona sus autos al atardecer para ver salir a los mamíferos voladores. El plan de llevar a miles de turistas más a esta área protegida sólo multiplicará el peligro de incubar una nueva pandemia. Esta vez, de México para el mundo. ¿Cuántas de esas crisis aguantaría la civilización humana, antes de colapsar y dar lugar a la barbarie y el caos?