Viernes 23.10.2020 - 04:11

Harvey Weinstein, entre el #MeToo y la justicia

WhatsApp-Video-2020-01-20-at-21.50.46-1
Por:

Más de 80 mujeres han contado que sufrieron de abuso sexual por parte del llamado Rey Midas de Hollywood, el productor Harvey Weinstein.

Todas aseguran que, usando su poder e influencia, Weinstein se aprovechó de ellas; muchas asistentes de producción y jóvenes actrices. El juicio del principal productor de cine, cuyas denuncias en contra generaron el movimiento #MeToo, ha comenzado en la Corte de Nueva York.

Todo inició como parte de un trabajo periodístico publicado en 2017 por The New York Times, en un extenso reportaje en el que se detallaban las acusaciones contra el productor, trabajo por el cual se ganó el Premio Pulitzer.

Después siguió la revista The New Yorker, que publicó otras historias; entre ellas, la de la actriz italiana Asia Argento, quien denunció que fue abusada por Weinstein en 1997, cuando tenía 21 años, en un hotel en Francia.

En estos reportajes también se narró cómo Weinstein utilizó a su poderoso equipo de abogados y aliados de los medios para presionar a las mujeres para que permanecieran en silencio.

Este caso nos demuestra lo difícil que es, para la mayoría de las víctimas, entablar denuncias judiciales. De las más de 80 mujeres que contaron su historia con el productor, solamente había dos denuncias penales formales, por las cuales Weisntein fue llevado a juicio en Nueva York. Ahora, al iniciar este proceso, hay una nueva denuncia judicial en Los Ángeles, donde se le acusa formalmente de violación.

Lo que sí se verá en el juicio es a muchas de las víctimas declarar en contra de Weinstein; muchas actrices famosas.

El productor enfrenta cinco cargos por delitos graves basados en las afirmaciones de dos mujeres, una de las cuales permanece anónima. Varias de las otras mujeres que dicen que las agredió también testificarán, incluida la actriz de “Los Soprano” Annabella Sciorra; mientras los fiscales intentan demostrar que cometió delitos sexuales contra varias mujeres.

Este lunes, Weinstein estuvo en la Corte de Nueva York con una fiscal que lo llamó “depredador” en la vista previa; mujeres manifestándose contra él en la puerta del juzgado y una nueva imputación en Los Ángeles.

Weinstein, de 67 años, llegó a la corte en Manhattan usando una andadera porque acaba de ser operado de la columna.

Para el juicio del productor, quien ha negado todas las acusaciones de “actividad sexual no consensuada”, relacionadas con el caso de Nueva York y otros reclamos hechos en su contra, la selección del jurado que llevará el caso ya inició y se prevé que dure unas dos semanas; después empezarán a plantearse los argumentos y testimonios ante el jurado, que se espera que duren otras ocho semanas.

La selección del jurado, al igual que en el caso de Joaquín El Chapo Guzmán, ha sido muy compleja por lo mediático del caso.

Para elegir a los 12 jurados, hasta el momento existen 120 candidatos potenciales. El problema se centra en que el caso ha sido tan difundido que difícilmente los jurados podrían ser imparciales.

Infringe la ley

[caption id="attachment_1082848" align="alignnone" width="643"] El productor, al salir de una audiencia en la que el juez incrementó su fianza de un millón a cinco millones de dólares por no utilizar un dispositivo de localización, en diciembre pasado. Foto: Especial[/caption]

Un tercio de los 120 posibles miembros del jurado pidió ser excusado, diciendo que no podía ser justo. Aquellos que le dijeron al juez que estaban decididos variaron en edad y etnia; 24 eran mujeres.

Y es que los fiscales necesitan que los 12 miembros del jurado respalden una condena, mientras que Weinstein sólo necesita uno para echarla abajo.

El juez nombró a los posibles testigos; entre ellos, las actrices Alyssa Milano, Salma Hayek y Charlize Theron. En las listas también incluyeron a varios de los socios comerciales y empleados de Weinstein; entre ellos, su hermano, Robert Weinstein.

Si bien es cierto que no quedó claro cuántas personas serían llamadas como testigos en el juicio o simplemente serían nombradas en testimonio, se espera que seis mujeres testifiquen sobre sus acusaciones de que Weinstein las agredió sexualmente, aunque sólo dos han sido identificadas por la Fiscalía.

Otro de los problemas para Weinstein es que además de ser juzgado por las agresiones en contra de dos mujeres, y ahora la nueva acusación en Los Ángeles, se lleva de forma paralela una demanda colectiva en la corte civil, en la que más de 30 actrices y exempleados lo acusan de delitos que van desde el acoso sexual hasta la violación.

En este caso, sus abogados esperan concluir el litigio a través de un acuerdo. The New York Times asegura que el monto de compensación para las víctimas sería de 25 millones de dólares. El convenio requeriría la aprobación del Tribunal y la aprobación final de todas las partes.

Lo cierto es que no todas las afectadas están satisfechas con este acuerdo, pero el alcance limitado del litigio penal contra Weinstein aumenta la importancia del acuerdo civil, que probablemente sea el único recurso legal para muchas de las mujeres, debido a que algunas víctimas se han negado a participar en un juicio penal o se han quejado de delitos que no son penales; hay que recordar que el caso judicial en Nueva York sólo se centra únicamente en dos personas.

De todas las denuncias contra el exproductor por parte de actrices y mujeres involucradas de manera directa o indirecta en la industria del cine, que dieron paso al movimiento denominado #MeToo..., reitero, hasta el momento sólo dos mujeres han declarado y lo han podido llevar a juicio.

Qué difícil es ser víctima de acoso y abuso sexual y encontrar justicia. Veremos este próximo 6 de marzo, cuando concluya el litigio, cuál será el futuro de quien fue uno de los hombres más poderosos de Hollywood.