Cabalgan de nuevo

Fervor botanero
Por:

La Policía Charra regresó a la ciudad después de una prolongada ausencia para colaborar en el freno a la delincuencia que opera en puntos importantes del Centro Histórico, como la Alameda Central y la Plaza Garibaldi. Hoy vemos al binomio jinete-caballo en su doble función de vigilancia y atención al turismo, para lo que reciben una capacitación especial.

Ataviados con trajes y sombreros típicos, los elementos de esta corporación añaden un toque pintoresco al entorno urbano. Atraen miradas y, a diferencia de otras agrupaciones policíacas, su presencia genera confianza.

Es común que algunas personas se acerquen a ellos para tomarse la clásica selfie.

El tiempo parece retroceder cuando a nuestro paso aparece la imagen de charros en sus cabalgaduras. Nos remonta a las épocas en que la presencia de estos célebres personajes formaba parte de lo cotidiano.

[caption id="attachment_932390" align="alignnone" width="1068"] La charrería requiere habilidad en el manejo del caballo, misma que se pone en práctica para guardar el orden. Foto: JMM[/caption]