Avatar del Ángel Papadópulos

Ángel Papadópulos

Tenemos final inglesa

TIEMPO DE COMPENSACIÓN

Ángel Papadópulos
Ángel Papadópulos
Por:
  • Ángel Papadópulos

El martes en el Etihad Stadium se jugó la vuelta de las semifinales de la Champions League entre el Manchester City y el Paris Saint-Germain. Tras un partido de ida donde la escuadra inglesa consiguió una victoria bastante sufrida, los Blues dieron una actuación contundente para ganar en casa.

A pesar de merecer la victoria, los Citizens no jugaron cómo habitualmente lo han hecho con Pep Guardiola, ya que el equipo francés tuvo el 55% de la posesión. Una de las críticas que constantemente había recibido el estratega catalán era que se “pensaba demasiado” los partidos importantes, inexplicablemente cambiando cosas que le venían funcionando. No obstante, el cambio radical que efectuó sobre su usual planteamiento sirvió casi a la perfección.

El París había encontrado su éxito a través del contraataque, pero ahora que eran ellos los que tenían que proponer, se expuso su falta de profundidad. Lo que hace el planteamiento de Guardiola aún más sorprendente es que el hombre que había fulminado estos contraataques, Kylian Mbappe, no pudo disputar el encuentro por lesión. Por lo tanto se podía asumir que la amenaza del equipo parisino en dichas oportunidades disminuiría radicalmente.

Los zagueros del City al final fueron la clave en la ejecución del partido, en especial Ruben Dias, quien tras lesiones a los centrales más establecidos, es posible que se haya cementado en la cima de su posición. Además, Oleksandr Zinchenko tuvo una de las mejores actuaciones de su carrera, fue clave en la transición del equipo.

Después de un entretenido 1-1 en la ida, el Real Madrid y el Chelsea disputaron la vuelta de la otra semifinal de la Champions League el miércoles en Londres. La escuadra londinense venció a los Blancos 2-0 en un partido donde el planteamiento de Zinedine Zidane dejó mucho qué desear.

En la ida, había sorprendido con una línea de tres centrales que terminó siendo poco efectiva, sin embargo repitió este esquema en la vuelta con aún menos éxito, ya que ahora no contó con el lateral, Dani Carvajal. Por lo tanto, desplegó al habitualmente central, Eder Militao, de carrilero. A pesar de ser un jugador versátil que se logró desempeñar cómo lateral en un línea de cuatro en su club anterior, ser carrilero en línea de tres claramente fue demasiado para el brasileño. Además de que era evidente que al Madrid le sobraba un central, Sergio Ramos tuvo un regreso a la cancha lleno de imprecisiones.

El Chelsea demostró su superioridad en todos los niveles de la cancha, limitando a los españoles, quienes no amenazaron el arco de Mendy constantemente. La escuadra londinense fue dinámica en posesión, lo cual forzó a Thibaut Courtois a emerger como el mejor jugador del Madrid. Limitó a los Blues a solo dos tantos, cuando probablemente merecían el doble.

Tendremos final de Champions inglesa por segunda vez en los últimos tres años, lo cual refleja la superioridad de la Premier League en la actualidad. El City sin duda entra a la primera final en su historia cómo favorito por lo que han logrado a lo largo de la presente campaña, sin embargo las actuaciones del Chelsea contra el Madrid prometen que este encuentro sea uno cerrado y de altísimo nivel.