Avatar del Ángel Papadópulos

Ángel Papadópulos

Hamilton retoma el liderato con polemica

TIEMPO DE COMPENSACIÓN

Ángel Papadópulos
Ángel PapadópulosLa Razón de México
Por:
  • Ángel Papadópulos

Este fin de semana llegamos a la mitad del calendario de la máxima autoridad automovilística en Budapest, Hungría. Tras una polémica carrera en Inglaterra, este Grand Prix no se quedó corto en este departamento. Desde la considerable mejora que Mercedes le implemento a su coche en Silverstone, se han reestablecido cómo el auto más rápido del circuito, marginalmente por delante de su rival, Red Bull.

La clasificación el sábado prometía ser un duelo cerrado entre los líderes; sin embargo, al final de la sesión, Red Bull sacó a ambos de sus pilotos a ejecutar sus últimas vueltas inmediatamente detrás de los Mercedes, quienes en ese momento se encontraban en la primera y segunda posición respectivamente.

Por lo tanto, Lewis Hamilton aprovechó la situación para aplicar la sutil e injusta táctica de la que él mismo se ha quejado antes, la cual consiste en aguantar la máxima cantidad de tiempo posible para cruzar la línea de meta antes de hacer su propia marca, lo que permite sabotear la vuelta del piloto que viene atrás. Causó que Verstappen no pudiera calentar sus neumáticos apropiadamente, con ello logrando que no mejore su tiempo lo suficiente, pero lo que en verdad molesto a los aficionados fue que no permitió que Sergio Checo Pérez tuviera tiempo para una oportunidad más por la pole. El heptacampeón negó rotundamente todas las acusaciones al respecto

Para el comienzo de la carrera, fue Hamilton en primero, seguido por su compañero, quien tenía a Verstappen y a Checo detrás en tercero y cuarto respectivamente. No obstante, la variable fue el estado de la pista debido a las condiciones climáticas, lo cual forzó a los pilotos a comenzar con llantas intermedias. El caos de la lluvia no tardó ni siquiera una curva en llegar, ya que, tras tener un pésimo arranque, Valtteri Bottas fue rebasado por tres autos, los dos de Red Bull y Lando Norris de McLaren, quien continúa con una excelente temporada.

Sin embargo, la frustración del piloto finlandés después del error ocasionó que frenará extremadamente tarde entrando a la primera curva, causando un choque con Lando Norris que acabaría en desastre para todos los rivales de Mercedes.

Pérez, al igual que Norris, se vio forzado a retirarse, mientras que Verstappen recibió serio daño que lo limitaría por el resto de la carrera. Es cierto que el mismo Bottas tampoco pudo continuar, pero todo parecía haber salido perfectamente para Hamilton, quien ha sido participante en numerosas controversias en lo que va de la temporada.

Momentáneamente antes de reanudar la carrera tras la pausa causada por el choque, toda la parrilla ingresó a los pits a cambiar sus neumáticos debido a que el circuito una vez más estaba en condiciones secas. No obstante, Hamilton quien se encontraba en la punta con la carrera aparentemente resuelta, no entró por las nuevas llantas. Por lo tanto, el inglés tuvo que ejecutar el cambio en la vuelta siguiente, lo cual lo colocó al final del orden.

El actual monarca demostró su calidad una vez más mientras completaba su regreso hacia la cima de la carrera, pero se encontró con un viejo rival en la cuarta posición, Fernando Alonso. El bicampeón español mostró que aún a los 40 años es de los mejores pilotos del circuito, haciendo sufrir a Hamilton con un coche inferior, sin el épico esfuerzo defensivo del asturiano es probable que el inglés eventualmente hubiera recuperado la primera posición de su compañero y ganador del Gran Premio, Esteban Ocon.

Alonso ha tenido un regreso fantástico a la Fórmula 1, y actuaciones como ésta ponen en duda la seguridad del asiento de pilotos en los equipos líderes cómo Bottas e incluso Pérez. Vettel también tuvo una gran carrera, aunque nunca pudo rebasar a Ocon. El alemán fue descalificado por la cantidad de combustible en su auto. Aun así, el abrumador talento tanto de jóvenes como de veteranos en la parrilla significa que Checo tiene un nivel alto de expectativas que tendrá que cumplir para garantizar su permanencia.

*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón