Avatar del Ángel Papadópulos

Ángel Papadópulos

Las nuevas caras de la NBA

TIEMPO DE COMPENSACIÓN

Ángel Papadópulos
Ángel Papadópulos 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Ángel Papadópulos

Tras una postemporada plagada de lesiones, los Bucks de Milwaukee empataron las finales de la NBA después de su victoria contra los Suns de Phoenix, que habían ganado los dos primeros encuentros de la serie.

Al comienzo de la temporada regular, una final entre estas dos escuadras parecía improbable, los Bucks perdieron las finales de conferencia de 2019 contra los Raptors, y con su joven MVP, Giannis Antetokounmpo, parecía que el futuro era prometedor para los de Milwaukee. Sin embargo, la temporada pasada fueron vencidos convincentemente por el Heat de Miami, a pesar de ser los favoritos.

Aunque Antetokounmpo había ganado su segundo MVP consecutivo, su estilo de juego no parecía ser efectivo en la postemporada debido al cambio de ritmo junto con la habilidad de las defensivas rivales para concentrarse en la pintura. Además, el entrenador Mike Budenholzer fue criticado por su falta de ajustes en la serie contra el Heat. No obstante, este año los Bucks adquirieron a Jrue Holiday en un intercambio en busca de fortalecer el equipo alrededor de Giannis.

Además del intercambio, Khris Middleton tuvo una postemporada de altísimo nivel tras ser criticado en años previos, los de Milwaukee también mejoraron defensivamente, lo cual ha sido clave en sus dos victorias consecutivas en estas finales.

Los Suns nunca han ganado un campeonato, y al principio de esta campaña, su lugar en esta postemporada ni siquiera parecía estar garantizado. Con un grupo de jóvenes liderados por el explosivo Devin Booker junto con el experimentado Chris Paul en su última búsqueda por esa elusiva gloria se lograron postular como contendientes a lo largo del año.

Cabe recalcar el rol que las lesiones causadas principalmente por el corto periodo que hubo entre final de la anterior temporada y el principio de la presente jugaron en el camino de ambos equipos hacia la gran final. Los Suns jugaron contra unos Lakers seriamente mermados en primera ronda, seguidos por unos Nuggets sin su estelar anotador, Jamal Murray, y unos Clippers sin su estrella, Kawhi Leonard. Mientras que los Bucks apenas vencieron a los favoritos Nets, que fueron perdiendo figuras a lo largo de la serie.

No obstante, ambos equipos tienen la calidad suficiente para estar en esta instancia. Tras los dos primeros encuentros de la serie, parecía que los Suns se lo llevarían detrás de excelentes actuaciones de Chris Paul, sin embargo los Bucks lograron ejecutar ajustes, lo cual era la principal crítica a la escuadra en años anteriores.

La presencia defensiva de los Bucks sobre Chris Paul y sobre la pintura junto con las grandes actuaciones de Giannis y Middleton ha sido suficiente para emparejar una serie que parecía salirse de control.

Este campeonato sería el primero en la historia de los Suns, y rompería la sequía de 50 años de Milwaukee. Probablemente definirá el legado de Chris Paul, uno de los mejores armadores de la historia, mientras que cementaría a Antetokounmpo como un histórico del deporte. Nos espera otro cierre electrizante en las finales de la NBA.