Ángel Papadópulos

Previa de la ronda provisional de la NFL

TIEMPO DE COMPENSACIÓN

Ángel Papadópulos *Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Ángel Papadópulos 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Ángel Papadópulos

Después de una gran serie de partidos en la ronda anterior de la NFL, nos esperan encuentros aún más cerrados y emocionantes este fin de semana divisional. Estos cuatro enfrentamientos verdaderamente podrían ir para cualquiera, incluso no es descabellado pensar que un equipo al cual no le favorezcan las apuestas en esta ronda, pueda terminar ganándolo todo.

La actividad comienza el sábado con los Titans recibiendo a los Bengals, quienes vienen de una difícil victoria contra los Raiders, mientras que su rival recupera a su corredor estrella, Derrick Henry, tras tener una semana de descanso debido a que concluyeron la temporada regular en la cima de la Conferencia Americana.

No obstante, éste será un encuentro difícil para los locales, pues tendrán la tarea de frenar la ofensiva multidimensional comandada por Joe Burrow, aunque creo que una de las ventajas principales de los de casa será la batalla en las trincheras, donde podrían causar serios problemas con presión interior. La efectividad de la defensiva visitante contra Henry es una incógnita, lo cierto es que tendrá que tener un desempeño sobresaliente para frenar al poderoso ataque terrestre de su rival. Aunque creo que Burrow y compañía se mantendrán en la pelea, no veo a los Titans perdiendo en esta ronda.

En la Conferencia Nacional, los Packers reciben a los 49ers, quienes vienen de una inesperada y dramática victoria sobre los Cowboys en Dallas. Los de San Francisco son un oponente complicado, es una escuadra física, con un gran y versátil juego terrestre, pero principalmente liderados por su defensiva. Sin embargo, esta unidad sufrió un par de lesiones claves a sus dos estrellas, quienes están en duda para el encuentro del sábado.

En años recientes, Rodgers y los Packers han sufrido contra los 49ers, no obstante las posibles ausencias de los visitantes merman las probabilidades de una sorpresa. Además, un factor clave en la victoria en la ronda de comodines fue la altísima cantidad de castigos que los Cowboys cometieron, lo cual no estará presente en este partido debido a que Green Bay es uno de los equipos más disciplinados de la liga. Por lo tanto, creo que los Packers lograran salir victoriosos en un enfrentamiento tedioso y cerrado.

El domingo la actividad comienza con el encuentro entre los Buccaneers y los Rams, dos escuadras que vienen de victorias convincentes en la ronda anterior, los últimos sorprendieron con un ataque terrestre dominante, el cual será casi imposible de replicar contra la defensiva de Tampa Bay. Sin embargo, los Bucs tienen un mermado cuerpo de receptores, lo cual podría complicar las cosas para Brady, sobre todo si es presionado por dentro.

A pesar de que los Rams son un contendiente real, creo que veremos una actuación defensiva de los Bucs parecida a las que tuvieron cuando ganaron el Super Bowl anterior, además de que Tom Brady encontró la manera de posicionarse en la pelea por MVP a los 44 años. Mientras que Matthew Stafford es un gran mariscal, fue errático e inconsistente en diversos tramos de la temporada. A eso se le agruega que no contará con el apoyo del ataque terrestre como lo hizo la semana pasada, por lo tanto creo que tendremos la revancha entre Brady y Rodgers en el campeonato de conferencia.

Para cerrar con la ronda divisional, tendremos el enfrentamiento entre los Bills y los Chiefs, igualmente ambas escuadras tuvieron victorias dominantes la semana pasada. Este partido promete ser un duelo de dos de los ataques aéreos más explosivos que tiene la liga. En teoría, está claro que Buffalo tiene una plantilla más completa, sobre todo en el lado defensivo. Sin embargo, como vimos en el encuentro entre estos dos equipos el año pasado, eso no siempre representa una victoria.

En esta ocasión creo que la defensiva de los Bills frenará a Mahomes y compañía lo suficiente para que Josh Allen le anote más puntos a una de las unidades más inconsistentes de la liga; ambos equipos podrían ganar el Super Bowl, pero me quedo con Buffalo.