Avatar del Ángel Papadópulos

Ángel Papadópulos

Súper Domingo

TIEMPO DE COMPENSACIÓN

Ángel Papadópulos
Ángel Papadópulos
Por:

Este domingo la temporada de la NFL llega a su fin con el juego entre los Chiefs de Kansas City y los Buccaneers de Tampa Bay, que será el primer equipo en la historia en participar en un Super Bowl como local.

Kansas es el actual campeón y a lo largo de la temporada hubo mínimos argumentos en contra de su regreso al partido por el campeonato. En cambio, los Bucs tuvieron una campaña llena de altibajos, pero después de un fuerte cierre de torneo regular encontraron buen ritmo en la postemporada detrás de una gran defensiva y el aparentemente “atemporal” quarterback de 43 años, Tom Brady, quien, a pesar de ya no poseer el mismo brazo, logró encontrar a su amplio grupo de receptores en su camino hacia el Super Bowl.

Los Chiefs son un equipo con una ofensiva históricamente dominante, caracterizada por su explosividad. Desde que Patrick Mahomes se convirtió en el mariscal titular en Kansas se ha enfrentado a numerosas defensivas de élite en la postemporada, y a pesar de incontables predicciones de que alguna lograría contenerlo, se ha evidenciado que es casi imposible lograr que el quarterback de los Chiefs no concrete jugadas explosivas con su principal receptor Tyreek Hill o que encuentre al poderoso, pero versátil Travis Kelce, quien se ha consolidado cómo el mejor ala cerrada de la liga.

Creo que para que Tom Brady consiga su séptimo anillo de Super Bowl, hay muchos factores que tienen que resultar a favor de Tampa Bay. Cabe resaltar que la defensiva de los Buccaneers es el principal factor por el que están en este partido.

A pesar de que Brady tuvo una gran primera mitad en contra de los Packers en la Final de Conferencia, el seis veces campeón lanzó dos intercepciones en el cuarto cuarto. Sin embargo, la defensiva de los Buccaneers hizo un sólido trabajo en la cobertura de pases, y además logró presionar al probable MVP Aaron Rodgers, quien fue acompañado de una de las mejores líneas ofensivas a través de la campaña.

Ahora se enfrentan a una línea ofensiva que está plagada de lesiones. Se espera que sea un serio inconveniente para Kansas, considerando que los Bucs gozan de una temible línea defensiva liderada por Shaquille Barrett y Jason Pierre-Paul. Los linebackers que se encuentran detrás de ellos son el experimentado y versátil Lavonte David y el joven fenómeno Devin White.

A pesar de que Brady ha demostrado que aún tiene el brazo para concretar jugadas explosivas, su ofensiva tiene que establecer el juego por tierra contra una defensiva que sufre en este departamento, acompañando esto con pases cortos, comiéndose el reloj para dejar a Mahomes fuera del campo. Los Chiefs se han caracterizado por empezar los partidos flojos, por lo tanto los Bucs tienen que establecerse rápido con presión a Mahomes y juego terrestre.

En síntesis, para que triunfe Brady tienen que alinearse demasiados factores y están obligados a realizar un partido perfecto. Por ello, yo me inclino a pensar que el campeón será Kansas. Aquí están mis cuatro razones:

Magia del mejor jugador en la actualidad

Considerando la mermada línea ofensiva que protegerá a Patrick Mahomes, sería fácil especular que el mariscal no encuentre su ritmo. Lo cual creo que aplicaría a todos los quarterbacks en la actualidad, excepto al número 15 de los Chiefs, quien fue el mejor de la liga contra los disparos, por lo tanto, creo que se probara una vez más cómo el talento generacional que es.

Brady no es el mismo

Los logros de Brady lo convierten en el quarterback más grande que ha visto este deporte, sin embargo en la última década se ha notado un menor, pero constante declive, convirtiéndose más en un gestor de partidos. Esta temporada, hubo múltiples instancias donde se evidenció su incremento de errores y falta de capacidad de sentenciar juegos. Es probable que contra Kansas se encuentre en una posición donde tenga que concretar jugadas explosivas para competir con Mahomes, ya que no espero que puedan frenar el partido de tal manera que logren neutralizar a la ofensiva de los Chiefs. Llevamos tratando de apostar en contra de Brady por años, sin embargo, creo que esta vez no le alcanzará en contra de su probable sucesor.

Esquema ofensivo de los Chiefs

La defensiva de los Buccaneers es de altísima calidad. En la final de conferencia, neutralizaron con éxito al líder de recepciones de touchdown, Davante Adams. Sin embargo, el dinámico esquema que presenta Kansas no permite lanzar marcajes dobles, ya que Mahomes cuenta con numerosos receptores altamente veloces con los que exhibe su privilegiado brazo. Si Tampa trata de lanzar múltiples hombres a alguno de los principales objetivos del ataque aéreo de los Chiefs, le pueden quemar con velocidad por afuera o con constante poder por dentro. Esto es lo que convierte a la ofensiva de Kansas en una históricamente letal.

Dúo dinámico de Kansas

Existen varias razones por las cuales hemos escuchado hasta el cansancio de la conexión que Mahomes ha concretado con Travis Kelce y Tyreek Hill. Ambos están promediando arriba de 100 yardas por partido en la actual postemporada (114 y 141, respectivamente). Estos explosivos números no son nada nuevo para los objetivos preferidos del mariscal de Kansas, quienes se complementan perfectamente y por lo tanto serán factores clave en el partido más importante del año. Kelce tiene un par de años como el mejor ala cerrada de la liga y esta campaña rompió el récord de yardas por aire en su posición, con 1416. El hombre más rápido en el deporte, Tyreek Hill, tuvo otro año fantástico con 15 touchdowns y 1276 yardas, además del mejor juego de su carrera en la semana 12 contra el mismo equipo que enfrentará este domingo, con 269 yardas.

Los sitios de apuestas colocan a Kansas como favorito con menos tres. En el papel esto se siente muy conservador: hay algo en el subconsciente de todos que nos aconseja no apostar en contra de Brady.