Avatar del Ángeles Aguilar

Ángeles Aguilar

Apabullante riesgo crediticio, corporativos y estados bajo la mira

PUNTO Y APARTE

Ángeles Aguilar
Ángeles Aguilar
Por:

Camino minado… La baja este año de la nota crediticia de México por parte de las principales firmas calificadoras dejó entrever las enormes vulnerabilidades que persisten para nuestro país.

En marzo S&P, al mando de María Consuelo Pérez Cavallazzi, redujo su evaluación sobre la fortaleza financiera del país desde un nivel de BBB+ a uno de BBB, por debajo de sus pares como Panamá o Perú.

Por si fuera poco, la calificadora mantuvo la perspectiva negativa dado el deterioro económico que merma las finanzas públicas lo que implica que la nota podría caer aún más en los próximos 6 a 24 meses.

En ese sentido, la necesidad de apoyos extraordinarios para empresas de estados como Pemex o CFE; una caída del PIB más allá del 8% podría tildar la aguja en la dirección incorrecta…

Debo no niego… La acción negativa hizo eco en las notas de la mayoría de los corporativos. En cuestión de meses el número de firmas en el portafolio con notas de B+ o menores se duplicaron.

Asimismo, el arribo de la pandemia derivada por el Covid-19 llevó a 4 compañías: Aeroméxico, de Andrés Conesa; Famsa, de Humberto Garza; Radio Centro, de Juan Aguirre, y Grupo Posadas, de José Carlos Azcárraga, a caer en incumplimiento de pagos.

Luis Manuel Martínez, director sénior de corporativos de S&P, hace ver que hacia adelante el panorama es complejo. Se proyecta que, en rubros como la aviación, hospitalidad y retail las firmas podrían sufrir desplomes en sus ventas superiores al 60% este año. Mientras que en restaurantes, petróleo y entretenimiento las contracciones irán del 20% al 60%.

De marzo a la fecha el porcentaje de firmas con perspectivas negativas pasó del 28% al 50%...

Alarma estatal… De igual forma, para los gobiernos locales el riesgo será mayúsculo. Daniela Brandazza, directora de Finanzas Publicas de la calificadora, apuntó que México concentra la mayor cantidad de entidades bajo revisión negativa de todo AL.

Lo anterior se explica por la acotada capacidad de entidades y municipios para generar recursos propios y la falta de apoyos federales que den un respiro de cara a la pandemia.

Se prevé que las presiones en el gasto de salud y los programas locales de reactivación podrían representar requerimientos adicionales de capital por unos 100 mil millones de pesos, lo que podría derivar en un incremento de la deuda de corto y largo plazo.

Si bien los niveles de endeudamiento de los subnacionales se mantienen saludables, la realidad es que a los estados les tomará por lo menos 3 años recuperar la estabilidad previa a la crisis, por lo que las presiones de liquidez estarán a la orden del día.

Bajo ese escenario, un 30% de los gobiernos analizados está en riesgo de una baja de calificación. Así que peligro al acecho…

Obligada inyección de 117 mil mdp para COVID-19

Vacuna sistémica… La crisis sanitaria puso a prueba el sistema hospitalario del país. Hoy México apenas cuenta con 0.55 médicos por cada mil habitantes, 1.14 enfermeras y 0.9 camas.

En ese sentido, Judith Senyacen Méndez, coordinadora de Salud del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), enfatiza que ante la ola de contagios en el país y para mantener el funcionamiento de los servicios de salud pública se requerirá una inyección de 117 mil millones de pesos adicionales para personal, insumos e infraestructura médica. Costosa vacuna…