Avatar del Ángeles Aguilar

Ángeles Aguilar

Préstamo bancario a cuentagotas y lenta digitalización

PUNTO Y APARTE

Ángeles Aguilar
Ángeles Aguilar
Por:
  • Ángeles Aguilar

Descalabro de bolsillos… El complejo panorama económico mermó la capacidad de gasto de la mayoría de las familias mexicanas.

Se estima que 87% de los hogares del país observó una reducción relevante en sus ingresos y para 60% el ajuste al cinturón fue de más del 40%, amén de que no prevén una recuperación en los siguientes 6 meses.

De igual forma, para las pequeñas y medianas empresas el cuadro también es espinoso, máxime el nulo apoyo económico y fiscal por parte del Gobierno. México se ubica entre las naciones que menos destinaron para mantener a flote a esos negocios, sólo por arriba de Uganda.

Como resultado de lo anterior, 65% de las PyMES reportó una caída en sus ventas, mientras que 20% debió cerrar de forma definitiva sus servicios…

Préstame una lana… Lógicamente las necesidades de financiamiento son exponenciales. Sin embargo, la baja penetración de la banca tradicional acota las posibilidades de obtener recursos por esa vía.

Recientemente la firma de consultoría EY, al mando de Víctor Soulé, dio a conocer su estudio “COVID-19 Financial Sector Perspective”, el cual resume la experiencia de 3 mil usuarios del sector financiero en México, Colombia y Perú.

La realidad es que, pese a la parquedad, sólo 38% de los mexicanos pidió un préstamo a instituciones bancarias durante la pandemia, básicamente por el limitado acceso y la falta de programas más robustos de alivio.

Un 28% de los entrevistados apuntó que esos esquemas fueron insuficientes y confusos, sólo 21% entendió su funcionamiento, amén de que 6 de cada 10 personas que participó de ellos resaltó que los plazos y cantidades no fueron suficientes para cubrir sus necesidades financieras.

De igual forma, para las PyMES tampoco se abrió la llave crediticia. Un 40% de esas firmas subsistió utilizando recursos propios y 9% recortó personal. Apenas 2% recurrió a fuentes externas de financiamiento, de los cuales 43% fue a un banco y 29% mejor optó por pedir a amigos y familiares…

Banca antigua… Asimismo, aunque la presencia del Covid-19 catapultó los canales digitales en el orbe, en México el desconocimiento y la desconfianza acotaron el uso de la banca en línea.

Antes de la pandemia, 33% no utilizaba la banca digital para nada, mientras que 50% dio sus primeros pasos el año pasado. Como quiera, un 21% desconfía de la seguridad de ese medio y 24% opina que es difícil de usarse.

En vista de lo anterior, 77% de los mexicanos aún prefiere asistir a las sucursales bancarias, por arriba incluso del 53% de Colombia. De hecho, 60% acude a ubicaciones físicas para procesos básicos como transferencias, consultas de saldos y reclamaciones por arriba del 40% de Colombia y Perú. Así que deslucido financiamiento bancario y digitalización a cuentagotas…

Intervención, riesgo crediticio para bancos

Paso en falso… La creciente interferencia de las autoridades financieras en AL y México, así como el anuncio de políticas poco ortodoxas, podría debilitar la estabilidad de las instituciones de ese sector y elevar el riesgo crediticio.

Verónica Chau, directora de instituciones financieras de la calificadora Fitch, hace ver que medidas populistas, como limitar las tasas de interés en préstamos de consumo o de microfinanzas, reducir las comisiones, exigir extensiones del plazo de los préstamos e implementar la legislación sobre divisas, podría generar presiones adicionales sobre la calidad de los activos y la rentabilidad, una situación particularmente compleja para bancos medianos y otras instituciones no bancarias. Ups…