Sábado 11.07.2020 - 22:15

Avatar del Ángeles Aguilar

Ángeles Aguilar

Tras reapertura consumo paralizado y promos de verano, alivio temporal

PUNTO Y APARTE

Ángeles Aguilar
Ángeles Aguilar
Por:

Esenciales del apocalipsis… Entre pandemias, nubes de arena, sismos y plagas, el 2020 simple y sencillamente no da tregua.

En medio de esta inverosímil realidad la gran mayoría de los mexicanos modificó sus hábitos de compra. Hoy el almacenaje en productos de despensa e higiene representan el 21% del gasto y el 14% del crecimiento en los bienes de consumo masivo en supermercados.

Dentro de los productos donde más se incrementó el presupuesto fue limpieza y cuidado del hogar, los cuales concentran una cuarta parte del avance del primer trimestre, equivalente a dos veces su peso habitual.

Sin embargo, otros rubros sufrieron un fuerte ajuste en especial aquellos vinculados a higiene y belleza. La adquisición de cosméticos retrocedió en 37%, mientras que las pastas de dientes lo hicieron 9% y la ropa incluso sufrió un desplome del 30% en las semanas anteriores…

Sol de verano… Como quiera, el arranque de las promociones de verano podrían dar un ligero respiro al apretado bolsillo.

Desde junio dio inicio la tradicional guerra de precios entre las diferentes cadenas de autoservicios, como Walmart, de Guilherme Loureiro, Comercial Mexicana, de Santiago García y Chedraui, de José Antonio Chedraui, con descuentos directos y combos de compras.

Al detalle el pregón de ofertas representó un incremento del 14% para el canasto total analizado por la firma especializada en el comportamiento de los mercados, Nielsen, de Enrique Espinosa de los Monteros.

Puntualmente, la despensa pandémica que comprende 150 productos básicos que van desde papel de baño a latas de atún mostró un alza de ventas del 15%, limpieza lo hizo 12% y salud 14%.

Asimismo, el resto de los productos revirtieron la marcada caída del 11% que acumulaban. En específico bebidas alcohólicas y tabaco salieron del bache con un avance del 29% respecto a mayo…

Hacer rendir los centavos… Sin embargo, el esplendor del verano podría ser insuficiente para el castigado consumo dada la innegable caída del ingreso familiar.

Durante este periodo de contingencia, al menos 85% de los mexicanos ha adoptado alguna medida de ahorro al realizar su despensa, como sólo comprar productos en oferta, recortar las indulgencias o cambiar a marcas más baratas.

Además, debido al presupuesto restringido, buena parte de estas compras se llevaron a cabo con tarjetas de crédito, que permiten ampliar el plazo de liquidación. Esta forma de pago creció 30% impulsadas básicamente por los sectores medios.

En ese sentido, pese a la reapertura de negocios en la “nueva normalidad”, el consumo mantendrá una tendencia a la baja en especial en categorías como bebés, higiene, papelería, belleza, congelados, comida práctica, repostería y bebidas. Así que otro hoyito al cinturón…

Miedo por COVID-19 le pega al peso

Otro confinamiento al acecho… Con 10 millones de casos de Covid-19 en el mundo y medio millón de fallecimientos, la reapertura en algunas entidades de EU y Europa podría dar marcha atrás.

Lo anterior fortaleció al dólar por la aversión al riesgo. En las últimas tres semanas el peso acumula una depreciación del 6.8%, lo que la ubica como la segunda moneda más afectada. De mantenerse la ola de contagios, se calcula que en las siguientes semanas el tipo de cambio podría alcanzar el soporte de los últimos 15 días de 23.15 pesos por dólar, para de ahí catapultarse hacia los 24 pesos por billete verde…