Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Autonomía de Banxico

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal 
*Esta columna expresa el punto de vista de su autor, no necesariamente de La Razón.
Por:
  • Arturo Damm Arnal

Enfrentamos el mayor repunte inflacionario en lo que va del siglo XXI. Entre abril de 2020 y noviembre de 2021 la inflación pasó de 2.15 a 7.37 por ciento, un repunte de 5.22 puntos porcentuales, equivalentes al 242.79 por ciento, y la inflación de 7.37 por ciento es la segunda mayor del siglo, sólo superada por la de enero de 2001, que fue 8.11 por ciento.

Con relación a la inflación, desde enero de 1970, año en el cual se inició el actual registro, hasta noviembre de 2021, debemos distinguir dos etapas: la primera, de 1970 a 1993, sin autonomía del Banco de México; la segunda, de 1994 a la fecha, con autonomía. Durante la primera, sin autonomía, la inflación promedio mensual fue 2.48 por ciento. A lo largo de la segunda, con autonomía, ha sido 0.64 por ciento, 1.84 puntos porcentuales menor, equivalentes al 74.19 por ciento.

Que el Banco de México sea autónomo quiere decir que el gobierno no puede obligarlo a producir dinero y dárselo para que lo gaste, lo cual incrementa la demanda de bienes y servicios de parte del gobierno, lo cual aumenta la demanda total de bienes y servicios, lo cual, si la oferta total de bienes y servicios, ya sea por producción interna, ya por importaciones, ya por producción interna más importaciones, no aumenta en la misma proporción y al mismo tiempo, ocasiona el alza general de precios, la inflación, tal y como sucedió entre 1971 y 1988.

Que el Banco de México sea autónomo quiere decir que la cantidad de dinero que se produce e introduce en la economía se decide, no en función de las necesidades de gasto del gobierno, que tienden a ser ilimitadas, sino en función de un objetivo propio de política monetaria, como lo es preservar el poder adquisitivo del dinero para que, con la misma cantidad, al paso del tiempo, pueda comprarse la misma cantidad de los mismos bienes y servicios. Es lo mínimo que debe exigirse de la política monetaria y de los bancos centrales.

Con la autonomía del Banco de México se ha logrado una menor inflación: entre 1970 y 1993, sin autonomía, la inflación promedió mensualmente 2.48 por ciento; entre 1994 y 2021, con autonomía, la inflación ha promediado mensualmente 0.68 por ciento. Menor, sí, pero sigue habiendo inflación, sigue perdiéndose el poder adquisitivo de nuestro dinero, el poder adquisitivo de nuestro trabajo, lo cual plantea un tema de justicia, de respeto al derecho de propiedad sobre el producto del trabajo.

Entre enero de 1994 y noviembre de 2021, con autonomía del Banco de México, se acumuló en México una inflación del 744.35 por ciento.

¿Por qué, si el Banco de México es autónomo, sigue habiendo inflación? Entre otras causas, porque el banco central tiene metas de inflación. Sí, el Banco de México tiene metas de inflación.