Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Dos años

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:
  • Arturo Damm Arnal

Hoy se cumplen dos años de la 4T. En materia de economía, ¿cuál es el balance? Para efectos de la economía el gobierno de AMLO inició, no el 1 de diciembre de 2018, sino el 29 de octubre de aquel año, día de la cancelación de la construcción del NAICM en Texcoco, decisión que marcó para mal, dada la desconfianza que generó entre los empresarios, el resto de su sexenio. En noviembre de 2018 comenzaron las presiones recesivas. Esta es la razón por la cual comparo el estado actual de la economía con el de octubre del 2018.

Para efectos de este análisis la 4T empezó en noviembre de 2018, inmediatamente después de la cancelación de la construcción del NAIM, análisis que realizo en función del comportamiento de la confianza de los empresarios, de las inversiones directas, y de la producción de bienes y servicios, variable con la que se mide el crecimiento de la economía, que depende de las inversiones directas, que son las que producen bienes y servicios, crean empleos y generan ingresos, que dependen de la confianza de los empresarios. Sintetizando: confianza = inversiones = producción = crecimiento.

En octubre de 2018 el Índice de Confianza Empresarial (que va de cero a cien, correspondiendo cero a total desconfianza y cien a confianza total), se ubicó en 52.2 puntos (confianza) y en octubre de 2020 (último mes para el que tenemos información) en 42.3 (desconfianza).

En octubre de 2018 la Inversión Fija Bruta (en instalaciones, maquinaria y equipo, buen indicador del comportamiento de la inversión directa), creció (en términos anuales) 1.8 por ciento. En agosto pasado (último mes para el que tenemos información) decreció 16.6 por ciento.

En octubre de 2018 la producción de bienes y servicios, medida por el Indicador Global de la Actividad Económica, creció 1.8 por ciento. En septiembre pasado (último mes para el que tenemos datos) la producción de satisfactores decreció 7.0 por ciento.

En términos generales lo que hemos tenido en estos dos años ha sido mayor desconfianza empresarial = menos inversiones directas = menos producción de bienes y servicios = decrecimiento de la economía, todo ello consecuencia, del Efecto 4T, del Efecto Covid 19, y de la nula respuesta del gobierno para mitigar las presiones recesivas sobre la producción, el empleo y el ingreso, lo cual ha afectado seriamente el bienestar de las familias, que depende de su disposición de bienes y servicios.

En octubre de 2018 el Consumo Privado (la compra de bienes y servicios de parte de las familias residentes en el país, excluyendo vivienda y bienes lujosos) creció (en términos anuales) 1.6 por ciento. En agosto pasado (último mes para el que tenemos cifras) decreció 13.1.

Así, en términos generales, el balance de los primeros dos años de la 4T.