Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

Efecto rebote

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:
  • Arturo Damm Arnal

En reciente entrevista Arturo Herrera afirmó que en 2021 la economía “podría fácilmente” crecer más de cinco por ciento, lo cual es cierto, sobre todo por el efecto rebote.

Según la media de las 34 respuestas recibidas por el Banco de México en la encuesta de febrero sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado, este será el crecimiento económico durante los cuatro trimestres del año: primero, menos 4.5 por ciento; segundo, más 15.1; tercero, más 4.3; cuarto, más 2.6.

De cumplirse estas expectativas el crecimiento para todo el año será 4.38 por ciento, debiendo destacar el efecto rebote que se espera para el segundo trimestre, algo natural después de haber acumulado ocho trimestres consecutivos, ¡ocho!, del segundo del 2019 al primero del 2021, de crecimiento negativo. Suponiendo que este primer trimestre la economía decrezca 4.5 por ciento, en los ocho trimestres mencionados la economía mexicana decreció, en promedio trimestral, 4.95 por ciento, con la menor caída en el tercer trimestre del 2019, 0.4 por ciento, y la mayor en el segundo del 2021, 18.7 por ciento.

Según la media de las 34 respuestas recibidas en la encuesta del banco central, este año la economía crecerá 3.89 por ciento. La proyección más optimista es 6.00 por ciento y la más pesimista 2.70, muestra de lo poco confiables que son las predicciones de los economistas, incluidas las del secretario de Hacienda.

¿Puede la economía crecer al cinco por ciento este año? Sí, pero el reto no es que este año crezca cinco por ciento, a lo cual contribuirá el efecto rebote que se espera para el segundo trimestre, sino que, a partir del 2022, se mantengan tasas de crecimiento, por lo menos, del doble del promedio observado del 2001 al 2019, que fue 1.93 por ciento. Según la media de las repuestas recibidas en la encuesta del Banco de México, en los próximos diez años, del 2022 al 2032, la economía mexicana crecerá, en promedio anual, 2.16 por ciento (1.50 la proyección más pesimista, 3.25 la más optimista), por arriba del promedio, pero lejos del doble, que sería 3.86 por ciento.

El crecimiento de la economía en 2021 resultará muy superior al promedio de los últimos años, consecuencia, no de que el gobierno esté haciendo lo que debe hacer para apuntalarlo, ¡al contrario!, sino del efecto rebote: después de ocho trimestres consecutivos con un decrecimiento promedio del 4.95 por ciento, no resultará difícil, dado que el punto de comparación es muy bajo, obtener, por algún tiempo, no de manera sostenida, buenos resultados, mejores que los alcanzados antes de los ocho trimestres de recesión. Por algún tiempo.

Por último. Si este año crecemos al cinco por ciento, el nivel del PIB será, todavía, 3.93 por ciento menor que el del 2018, antes de que empezara la recesión.