Lunes 30.11.2020 - 16:33

Avatar del Arturo Damm Arnal

Arturo Damm Arnal

El error de octubre

PESOS Y CONTRAPESOS

Arturo Damm Arnal
Arturo Damm Arnal
Por:

Fue el lunes 29 de octubre de 2018 cuando AMLO decidió cancelar la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, NAIM, decisión que he llamado El Error de Octubre, y que en términos de producción de bienes y servicios (variable con la que se mide el crecimiento de la economía), creación de empleos y generación de ingresos (empleos e ingresos necesarios para el bienestar de las familias), nos ha costado mucho, por la desconfianza que ocasionó entre los empresarios, y por la caída en las inversiones directas que producen bienes y servicios, crean empleos y generan ingresos.

El mejor indicador de la confianza de los empresarios es el comportamiento de la inversión fija bruta, que se realiza en instalaciones, maquinaria y equipo, y que, por proporcionar la infraestructura física para poder llevar a cabo los procesos de producción, es parte esencial de la inversión directa.

En octubre de 2018, antes de la cancelación del NAIM, la inversión fija bruta creció, en términos anuales, 1.9 por ciento. En noviembre, ya cancelada la construcción, decreció 3.3 por ciento, y de entonces a la fecha (julio de 2020, último mes para el que tenemos información), salvo por enero de 2019 (que creció 0.6 por ciento), no ha habido un solo mes en el que la inversión fija bruta no haya decrecido, situación que se agravó por el Efecto Coronavirus.

Entre noviembre de 2018 y marzo de 2020, antes del cierre parcial de la economía, consecuencia del Efecto Coronavirus, cierre que tuvo lugar durante abril y mayo, la inversión fija bruta decreció, en promedio al mes, 5.8 por ciento. Entre abril y julio de 2020 (abril y mayo con el cierre parcial de la economía, junio y julio con la reapertura, también parcial, de la economía), la inversión fija bruta decreció, en promedio al mes, 30.8 por ciento, con los efectos negativos que ello ha tenido sobre la producción de bienes y servicios, la creación de empleos y la generación de ingresos y, por lo tanto, sobre el bienestar de las familias.

Desafortunadamente la cancelación de la construcción del NAIM no fue, relacionado con la economía, el único error cometido por la 4T. Ha habido otros, desde la cancelación de la construcción de una planta cervecera en Mexicali hasta, el más reciente, la intención de AMLO de acabar con las empresas de outsourcing en el país, “justificándolo”, al igual que lo hizo en el caso de NAIM, por la corrupción con la que supuestamente operan. Por no dejar, ¿cuántas personas han sido acusadas, enjuiciadas y castigadas por la corrupción relacionada con la construcción el NAIM?

Por lo pronto hoy se cumplen dos años de El Error de Octubre, que determinó el futuro de la economía, por lo menos durante este sexenio, futuro que no pinta nada bien.